Argentina consiguió reestructurar 98.8% de su deuda de 41,700 millones de dólares en bonos bajo legislación nacional, anunció el ministro de Economía, Martín Guzmán el viernes, una semana después del exitoso canje de títulos con acreedores del exterior.

“De la deuda que emitimos bajo la ley argentina 98.8% ha quedado reestructurado”, dijo Guzmán en una rueda de prensa, al presentar los resultados del proceso de adhesión temprana al canje que cerró el viernes.

“Todavía hay tiempo de adherir. No hay nadie que haya rechazado esta oferta”, añadió el ministro, al explicar que el plazo final para la reestructuración vence el próximo 15 de septiembre.

Para esta reestructuración, Argentina ofreció un canje de deuda en los mismos términos que acordó para los 66,000 millones de dólares en bonos emitidos bajo ley extranjera, un proceso que terminó el 28 de agosto con una adhesión de 99%, luego de meses de duras negociaciones y una oferta del gobierno sensiblemente mejorada tras el rechazo de los acreedores a la primera propuesta. Con esa negociación, Argentina acordó pagar 54.8 dólares por cada 100 emitidos, una cifra considerada sostenible por el Ejecutivo de Alberto Fernández.

“La sostenibilidad de la deuda en moneda extranjera ha quedado restaurada. Es un punto de partida para el proceso de tranquilizar a la economía argentina”, mencionó Guzmán.

Al mismo tiempo, dijo que se buscará la aprobación del Congreso en todo lo referente a la deuda pública. “Es algo que no se ha hecho antes y buscamos que de aquí en más sea así para siempre. Eso es parte de lo que hay que hacer para recorrer el camino de tranquilizar la economía argentina”, señaló.

Presupuesto de recuperación

El 15 de septiembre, el Ejecutivo enviará al Congreso el proyecto de ley de Presupuesto 2021 que “va a reflejar nuestra visión de hacia dónde vamos, lo que se busca a corto plazo”, dijo el ministro.

Afirmó que el objetivo  “es la recuperación económica, la reactivación del mercado interno”, así como “poner a trabajar la capacidad instalada que no se está utilizando. Generar trabajo va a ser el objetivo número uno en los próximos meses y el próximo año”, dijo.

El presupuesto va a incluir además políticas para ir terminando con “la dinámica de crisis recurrentes de balanzas de pagos, que Argentina sea capaz de ir generando divisas”, sostuvo.

“Al mismo tiempo, vamos en camino de poner las cuentas en orden”, señaló Guzmán. Días atrás, el ministro dijo que el presupuesto 2021 contemplará un déficit fiscal de 4.5 por ciento.