Embotelladora Andina y Embotelladoras Coca-Cola Polar firmaron un memorándum de acuerdo para fusionar ambas compañías de bebidas, con el fin de consolidar su posición de liderazgo en el negocio de embotellado de productos licenciados por The Coca-Cola Company en el Cono Sur.

El acuerdo fue aprobado por los directorios de Andina y Polar, y está sujeto al resultado de procesos de due diligence recíprocos, a las aprobaciones corporativas correspondientes, a la firma de la documentación definitiva y a las autorizaciones regulatorias necesarias en cada uno de los territorios involucrados.

El grupo quedará constituido por cinco socios con participaciones igualitarias, formado por las familias Chadwick-Claro, Garcés-Silva, Hurtado-Berger, Said-Handal y Said-Somavía.

La operación se materializará a través de una fusión por absorción y el intercambio de nuevas acciones emitidas por Andina, a una razón de 0.33269 acciones de Andina Serie A y 0.33269 acciones de Andina Serie B por cada acción de Polar.

La relación de intercambio implica que los actuales accionistas de Polar quedarán con una participación de 19.68% de la propiedad accionaria de Andina una vez fusionada.

UNA DE LAS MÁS GRANDES

Eduardo Chadwick, presidente del directorio de Polar, afirmó: Con Embotelladora Andina compartimos visiones y valores, lo que nos permite proyectar un gran futuro como el embotellador de Coca-Cola líder en la región del Cono Sur. La fusión crea una plataforma que facilitará la integración del Sistema Coca-Cola capturando importantes sinergias y creando grandes perspectivas de crecimiento .

El presidente de Andina, Juan Claro, destacó: Esta asociación es un gran paso en el desarrollo de ambas compañías, combinando franquicias líderes en sus respectivos territorios, con equipos gerenciales exitosos y un pool de talento que ampliará nuestra capacidad de operación, fortaleciendo el atractivo de la entidad combinada como un vehículo de inversión único en el sector de bebidas sudamericano, con presencia en cuatro de los principales países de la región .

Considerando cifras para los 12 meses concluidos al 30 de septiembre del 2011, la entidad tendría un volumen de ventas proforma de 641 millones de cajas unitarias, equivalentes a aproximadamente 2,563 millones de dólares en ventas netas, quedando posicionada como uno de los embotelladores de Coca-Cola más grandes de América Latina, con operaciones en Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica