América Latina y el Caribe crecerá 0.1% en el 2019, debido a la persistente desaceleración, la cual se ha extendido en 17 de 20 países de la zona durante al año en curso, aseguró la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) al revisar a la baja su pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) de la región.

El organismo estimó que en el 2020 continúe una senda de bajo crecimiento, con una expansión proyectada del PIB de 1.4%, lo que conducirá a la región a cumplir siete años de permanecer con bajo avance.

Ello, dijo, se ha traducido en un deterioro de los niveles de ingreso per cápita promedio, el cual estaría reducido en 4.0% entre el 2014 y el 2019 y, por tanto, implica una caída promedio anual de 0.8 por ciento.

El organismo regional alertó en un comunicado que las economías de América del Sur, especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo, minerales y alimentos caerán 0.2% en el 2019, lo que representaría la primera caída desde el 2016.

Pero, indicó, que el crecimiento en esta subregión podría llegar a 1.3% en promedio para el 2020.

Para las economías de Centroamérica y México, sostuvo, se tendrá una tasa de expansión de 0.7% para el 2019 y de 1.6% para el 2020, lo cual implica una reducción respecto de la tasa media de crecimiento observado desde el 2014 en esta subregión.

De acuerdo con la Comisión regional de las Naciones Unidas, la dinámica de la actividad económica de la región se da en un contexto donde la economía global ha disminuido su contribución al crecimiento de la región en el 2019, situación que muy probablemente se mantendrá para el próximo año.