El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que “hay algunos” que no han entendido que en su gobierno ya se terminó la política neoliberal.

Durante una visita a Buenavista Tomatlán, Michoacán, para supervisar un hospital regional del IMSS, López Obrador afirmó que la política neoliberal duró 36 años, casi el mismo periodo que el porfiriato.

“Les puedo decir que ya se terminó la política neoliberal, 36 años; para los que conocen más la historia pueden buscar un paralelismo, es lo que duró el porfiriato; Porfirio Díaz estuvo 34 años en el poder, la política neoliberal empezó en 1983 hasta el 2018, 36 años.

“Por eso, hay algunos que todavía no alcanzan a entender que eso ya se terminó, ya se acabó, ya no estamos aplicando esa política, ni vamos a aplicar las recetas que envían desde el extranjero, no vamos a hacer caso a la agenda que nos dicten desde el extranjero, la agenda es la nuestra”, dijo el mandatario.

López Obrador afirmó que durante el periodo neoliberal la economía nacional creció en promedio a 2% anual, mientras que antes crecía hasta 6 por ciento.

“Con la crisis de México de los últimos años, podemos tener datos de cómo no creció la economía en 36 años, 2% anual, y antes crecía 6% anual, esos datos existen”, sostuvo.

El mandatario insistió en que no le preocupa mucho la economía nacional, pues dijo estar seguro de que habrá crecimiento y desarrollo.

“No me preocupa, hoy lo malinterpretaron, pero siempre digo lo que pienso, no me preocupa mucho la economía, porque estoy seguro de que va a haber crecimiento y empleos, que va a haber bienestar, va a haber desarrollo”, comentó.

El presidente dijo contar con “datos duros” como el alza en 16% del salario mínimo; y “en todo este tiempo que llevo gobernando México, el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar”.

Añadió que en su gestión la inflación ha disminuido y no ha aumentado en términos reales el precio de los combustibles. “Ya no ha habido gasolinazos. ¡Tengan para que aprendan!”, afirmó.

López Obrador sostuvo que tampoco le preocupa mucho el problema de la corrupción. “Pero tampoco me preocupa mucho el principal problema del país, que es la corrupción, porque estoy decidido a acabar con ella, la vamos a erradicar, se va a acabar la corrupción y la impunidad. Me canso ganso”. El mandatario aseveró que lo que más le preocupa es el problema de la violencia y la inseguridad, así como resolver la crisis de infraestructura y medicamentos en hospitales públicos.

[email protected]