El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que la economía mexicana registró en mayo un crecimiento histórico en su comparación anual, algo que era esperado por los analistas en medio del rebote de la actividad económica y el avance de la vacunación a nivel nacional e internacional.

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), el cual da seguimiento mensual a la economía mexicana, registró en mayo un crecimiento anual de 25.3%, con cifras desestacionalizadas. Esta es la mayor tasa del indicador desde su creación en 1994.

En comparación mensual, el IGAE registró una tasa de 0.6%, con lo que hiló tres meses consecutivos de crecimiento.

El registro histórico era algo esperado por el mercado, esto ante un efecto matemático de base de comparación. El año pasado, la pandemia del Covid-19 y las medidas que se tomaron para evitar mayores contagios tumbó a la economía mexicana y provocó una contracción de 21.5% anual en mayo, el mayor retroceso del que se tiene registro.

“Respecto a mayo del año pasado, el IGAE mostró un avance anual de 25.3%, siendo el tercer aumento anual al hilo después de 22 meses consecutivos de caídas. Sin embargo, al hacer la comparación con respecto al nivel pre pandemia (febrero del 2020) el IGAE todavía muestra una contracción de 0.42%”, destacó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Con el dato de mayo, y la expectativa del Inegi de que la economía mexicana crezca alrededor de 14.7% anual en junio, se espera que el Producto Interno Bruto (PIB)  del segundo trimestre también muestre un crecimiento anual de doble dígito.

Será hasta el viernes cuando el Inegi dé a conocer su estimación oportuna del PIB para el segundo trimestre del año.

“Tanto el dato de mayo, como la revisión de abril son noticias muy positivas para la perspectiva económica de este año. Reiteramos que el sesgo en el balance de riesgos sobre nuestro pronóstico de 5.55% para el crecimiento del PIB en el 2021, se encuentra inclinado al alza y dada la materialización de varias condiciones benéficas para la actividad en los meses recientes, estaremos revisando nuestro estimado tras la publicación del dato del viernes”, indicó Marcos Daniel Arias, analista de Monex.

Industrias impulsan

Dentro del reporte del Inegi se observó que para el crecimiento anual el sector secundario, que engloba a las industrias, fue el que impulsó el crecimiento durante mayo, en medio del avance de la campaña de vacunación y un relajamiento en las medidas de distanciamiento social.

El sector industrial registró una tasa de crecimiento anual de 36.6%, lo que supone una tasa histórica para esta actividad de la economía. Las industrias que mostraron el mayor crecimiento a tasas anuales fueron las manufactureras y la de construcción, con 48.3 y 45.9%, respectivamente.

En el caso de las actividades terciarias, donde están los servicios, el crecimiento anual fue de 21.6 por ciento. El rubro de servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos fue el que presentó el mayor crecimiento con una tasa de 179.8%, luego de que el año pasado cayera 72.5 por ciento.

Las actividades primarias, que son las relacionadas con el sector agropecuario, mostraron por su parte una tasa de crecimiento de 10.0% en mayo, frente al mismo mes del año pasado.

ana.martinez@eleconomista.mx