El ciclo económico y de negocios de México, medido por los Indicadores Líderes Compuestos (MEI, por su sigla en inglés) de la OCDE, anticipa que, en un periodo de seis a nueve meses, se mantendrá un modesto repunte en la fase de crecimiento que se estabilizará.

Esto, tras ubicarse el Indicador Líder de México en 100.8 puntos, por segundo mes consecutivo, que confirma que se observará un avance en el crecimiento por venir del sector de las manufacturas, bienes finales, futura producción y tipo de cambio.

De acuerdo con los MEI de la OCDE a noviembre, se observa una segunda lectura consecutiva para México en 100.8 puntos, con lo que se completan cuatro meses consecutivos del indicador arriba de la tendencia de 100 puntos.

Al comparar estos indicadores con los de la media de los países de la organización, que están en 99.3 puntos, muestra un leve repunte de 1 décima de punto, tras haberse mantenido cinco meses consecutivos en 99.2 puntos, lo que, según los expertos de la entidad, indica que de aquí a junio o septiembre, la media de los países OCDE registrará un modesto desempeño, casi imperceptible. Según la comparación, por quinto mes consecutivo, el ciclo de México seguirá con una menor debilidad y a contracorriente de la tendencia mundial que mantiene un lento avance debajo de la tendencia.

Los MEI de la organización permiten la identificación temprana en la tendencia futura en la actividad económica y el ciclo de negocios entre sus países miembros, para un lapso de seis a nueve meses hacia delante, tal como lo ha explicado el jefe de la Sección de México en el Departamento de Economía de la OCDE, Alberto González Pandiella.

Están integrados a partir de la lectura de indicadores como la actividad industrial, el desempeño de las empresas que cotizan en bolsa, el PIB y la confianza del consumidor, entre otros.

Modesto avance mundial

Según la información divulgada entre el ciclo económico en los países OCDE, que representan 80% del PIB mundial, se puede observar que, junto con México, son tres economías cuyos Indicadores Líderes Compuestos anticipan un desempeño arriba de la tendencia de 100 puntos.

Se trata de Irlanda (100.1), Turquía (101.3) y México (100.8), que, pese a tener el registro menos modesto, no tienen el tamaño suficiente para generar un contrapeso en la tendencia de lenta actividad que traen las grandes economías del globo, incluidas entre los miembros, ni arrojan un avance consistente ni sostenido.

G7, estancado bajo tendencia

Los países que cuentan con el tamaño para generar un giro en la actividad mundial, agrupados en el llamado G7, alcanzaron un registro en sus MEI de 99.1 puntos, un primer repunte después de tres mes consecutivos.

Aquí se encuentran Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Japón e Italia. Según la OCDE, la lectura de sus indicadores es de “un momento de estabilización en el desempeño”.

[email protected]