La economía mexicana registró, en el mes de diciembre pasado, una expansión anual de tan sólo 0.1%, con cifras desestacionalizadas, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), el cual da seguimiento mensual a la economía, mostró una leve mejoría en el último mes del año pasado, ello después de registrar siete meses consecutivos de contracciones.

Además, fue un mejor cierre del año en comparación con el resultado de diciembre del 2018, cuando la actividad económica se contrajo 0.1 por ciento.

De esta manera, en el 2019 la economía mexicana registró sólo cuatro meses de expansión: enero, con un crecimiento de 1.0%; febrero, con 0.8%; abril, con 0.1% y diciembre, con 0.1 por ciento.

En su comparación mensual, la economía tuvo un crecimiento de 0.2 por ciento.

Por grupo de actividades económicas, el sector primario mostró una mejoría en el último mes del año al expandirse 0.6%, desde la contracción de 2.3% registrada el mes previo.

En cuanto a las actividades secundarias, ligaron 15 meses de contracciones, con una tasa negativa de 1.0 por ciento.

Al interior de éstas, el sector de la construcción sufrió una caída de 4.9% mientras que las industrias manufactureras de 0.7 por ciento.

Lo anterior poco pudo ser compensado por el crecimiento de 6.8% de la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final, así como la expansión de 0.5% de la minería.

En cuanto al sector de servicios, mostró una mejoría de 0.6% anual desde la contracción de 0.3% de noviembre.

El mejor desempeño dentro del sector terciario lo tuvieron los servicios de alojamiento temporal y preparación de bebidas, con un crecimiento de 3.7%, y el comercio al por menor, con 3.6 por ciento.

Caso contrario el del comercio al por mayor, que tuvo una caída de 6.5% con la que ligó 11 meses a la baja.