El Producto Interno Bruto (PIB) es el valor de los bienes y servicios finales producidos por un país durante un lapso establecido. El PIB per cápita o por habitante es esta misma medida, pero dividida entre la población de un país. En el 2014, el PIB per cápita para México alcanzó su más alto nivel en la historia, pero sólo dos años después, esta medida registró una caída de más de 20 por ciento.

El PIB per cápita representa el valor económico de los bienes y servicios generados por una nación que le correspondería a cada habitante si la riqueza se distribuyera de forma equitativa. Esto implica que si el Producto Interno Bruto de un país aumenta mientras que su población se mantiene estable, entonces el PIB per cápita se incrementa; pero si la población aumenta mientras el PIB permanece constante o disminuye, entonces el PIB per cápita también disminuirá.

Aunque el PIB per cápita en México está por encima del de países como China, Brasil y la India, sobre todo por el tamaño de la población de estas naciones; la medida se ve superada por el PIB per cápita de países como Grecia, Argentina y Malasia. El PIB per cápita ha registrado un crecimiento de 2.1% durante la administración de Enrique Peña Nieto, el mayor nivel desde el mandato de Ernesto Zedillo; sin embargo, es preciso destacar que a diferencia de las administraciones de Felipe Calderón, Vicente Fox y Ernesto Zedillo, la de Enrique Peña Nieto no ha sufrido una crisis económica severa.

Estos son cuatro gráficos que te ayudarán a entender la debilidad del PIB per cápita en México:

1. Depreciación impacta riqueza de mexicanos

El PIB por habitante en el 2016, la medida más agregada de riqueza generada por persona en México, fue de 8,593 dólares, 10% por debajo del registrado en el 2015, cuyo nivel tuvo en ese año una caída de 12.4 por ciento. La cifra resulta más contrastante por el resultado alcanzado en el 2014, año en el que se registró el monto más alto de PIB por habitante en México, que fue de 10,904 dólares. Del 2014 al 2016, este indicador acusa una caída de 21.2%, variación que se explica por un moderado crecimiento económico, así como por la fuerte depreciación del peso frente al dólar, que en estos años fue de 40.5 por ciento.

PIB

2. ¿Cómo nos vemos respecto del resto del mundo?

En el 2016 y por segundo año consecutivo, el PIB per cápita en México se mantuvo a la baja, ya que se ubicó en 8,593 dólares, 10% menos que el monto alcanzado en el 2015. Ésta es también la cifra más baja en siete años, sólo superada por los 7,999 dólares del año de la crisis en el 2008, aunque ésta se ubica 4% por arriba del ingreso de los chinos, muy similar a la de Brasil, 52.8% al de los colombianos y 109.5% al que percibieron en ese año los guatemaltecos. Destaca el contraste con Uruguay, cuyo ingreso per cápita de 15,864 dólares es 84.5% superior al de México y el de Argentina, que tras registrar una caída de 15% en el año, se ubicó 44.6% por arriba del de México.

PIB

3. Desaceleración y estancamiento económico en el 2016

En el 2016, el Producto Interno Bruto de México creció 2.3% en términos reales, respecto del nivel alcanzado en el 2015, ligeramente por debajo del 2.6% del año anterior e igual al del 2014. El resultado del avance se explica por el dinamismo de las actividades terciarias, básicamente comercio y servicios, que registraron en su conjunto un avance en todo el año de 3.4 por ciento. En los primeros cuatro años de la administración de Enrique Peña Nieto, el crecimiento anual promedio es de 2.1%; en el de Felipe Calderón Hinojosa fue de 1.2%, en el de Vicente Fox Quezada de 1.3% y en el de Ernesto Zedillo, 2.9 por ciento. Destaca el contraste con las tres administraciones previas, ya que en ésta no se enfrentó alguna crisis económica severa.

PIB

4. Economía mexicana, sostenido pero lento crecimiento

Si bien a nivel agregado la economía mexicana creció 2.3%, en términos reales, durante el 2016, al estimar el efecto promedio para cada uno de sus habitantes, el crecimiento es de 1.2 por ciento. La cifra de 118,955 pesos que recibió en promedio cada mexicano en ese último año implica un ingreso diario de 330 pesos o 4.5 salarios mínimos, sin embargo, como se refiere éste es sólo un promedio a partir de la cifra económica más agregada y por tanto permite inferir el nivel y velocidad de crecimiento interno de la economía.

PIB

[email protected]