En el Estadio Caliente previo al partido entre Xolos de Tijuana y Monterrey, se presenció algo nunca antes visto en la Liga MX. Un show de luces en tonalidades rojas, cuatro stormtroopers resguardando a los futbolistas de ambos equipos en su entrada al terreno de juego, mientras sonaba la aclamada banda sonora compuesta por John Williams. Ambientación que hizo recordar una galaxia muy, muy lejana.

“Desde hace siete meses presentamos a la gente de Charly la idea para conocer si existía la oportunidad de colaborar para generar un jersey edición especial de Star Wars. Al principio Disney no relacionaba mucho la parte del futbol con el cine. Con el tiempo se fue desarrollando el plan para trabajar en conjunto y culminar la primera alianza de Disney en la historia del futbol mexicano”, dijo a El Economista, Esteban de Anda, director de marketing de Xolos de Tijuana.

La creación del jersey del club fronterizo que se basa en la exitosa franquicia galáctica generó, el día del partido que se estrenó, un incremento del 70% en el alcance de redes sociales, con base en los encuentros de local. La noticia generó un alcance en países como España, Argentina y Colombia.

Una de las principales complicaciones en el desarrollo del producto, fue que Disney no permite relacionar su imagen con marcas, pero al tratarse de un equipo de futbol y la empresa productora de los jerseys, tuvieron que aceptar compartir la imagen de una de sus películas con Charly Deportes y Xolos de Tijuana.

 

Sin embargo, el uniforme del equipo cuenta con un total de 15 patrocinadores diferentes, quienes según los parámetros de Disney, no podrían aparecer para llevar a cabo el proyecto. Una de las tareas más complejas, según palabras de Esteban.

“Tuvimos mucho problema con los patrocinadores, porque era complicado hacerles entender que esto iba a posicionar más la marca para tener un mayor alcance con este tipo de colaboradores. Es obvio y entendible que al principio no estuvieran de acuerdo, pero con su apoyo pudimos llevarlo a cabo”, dijo Esteban de Anda.

No es la primera ocasión que la franquicia de Star Wars incursiona en el mundo del deporte. En la NFL lanzó una línea de cascos en los que se modificó el logo de los escudos para que compaginaran con figuras relacionadas al mundo ficticio de sus películas.

Mientras que en la NBA cuentan con una línea dentro de la gama de productos Fanatics, en la que se mezclan logos o nombres de los equipos con personajes de sus películas. A pesar de ello, ninguno de los productos mencionados en NBA y NFL han sido utilizados en partidos oficiales.

Sobre posibles desarrollos a futuro entre Disney y Xolos, desde el departamento de mercadotecnia del equipo expresan que el foco es concentrase en el producto actual, aunque tienen el interés de continuar con estrategias novedosas que no tienen que enfocarse forzosamente al cine.  

El diseño de la playera se basa en los Stormtroopers y Sith Troopers, personajes de la película que se estrenará en diciembre próximo e involucra una nueva forma de promocionar la cinta.

“Buscamos llevar nuestro contenido hacia otros territorios, encontramos una forma de expandirlo. Es una manera de ir más allá de los lugares normales donde típicamente vive Star Wars, para acercarnos más allá de los que ya son fans, buscando extender el interés y la pasión por la saga”, comentó en rueda de prensa David Chávez, vicepresidente de marketing de Walt Disney México.

Respecto a la opinión de aficionados, existen casos en los que disfrutaron la experiencia que les brindó su equipo y otros que su interés es puramente deportivo.

“La verdad me encantó todo, fue algo fuera de lo normal, es parte de lo que queremos vivir como aficionados; que cada ida al estadio sea una experiencia nueva, el torneo se está acabando para nosotros pero habrá algo que recordar. Fue un evento muy bien planeado, que le dan autenticidad al club y motiva a su afición”, comentó a este diario la aficionada Jenny Lizeth Rodríguez. También está el caso de Héctor Castellanos, quien considera que es una estrategia principalmente para buscar tapar el desarrollo deportivo del equipo.

kg