Tijuana buscará igualar una marca que está vigente con el formato de campeonatos semestrales. Los Xolos de Miguel Herrera, actuales líderes del Apertura 2016 con 33 puntos, llegan a su duelo ante Tigres con paso perfecto como locales, y en caso de sumar tres puntos ante los dirigidos por Ricardo Ferretti alcanzarán la marca que comparten Cruz Azul y Toluca, quienes presumen de obtener victorias en todas las semanas que jugaron ante sus aficionados en la era de los torneos cortos.

En el torneo de Verano 99 tanto diablos, dirigidos por Enrique Meza, como cementeros, bajo las órdenes de Luis Fernando Tena, alcanzaron 100% de los puntos en sus respectivas casas, mientras que los celestes volvieron a alcanzar dicho registro en el Apertura 2010, con el Ojitos Meza en el banquillo.

Miguel España, exjugador, entrenador y analista de TDN, dijo a El Economista que la gran temporada de Tijuana se debe, además de jugar en su cancha sintética, a que Miguel Herrera armó un gran equipo que muestra variantes y desequilibrio y que destaca con velocidad de medio campo hacia el frente, teniendo como cartas principales la habilidad y velocidad de Avilés Hurtado, y la fortaleza de Milton Caraglio, refuerzo que llegó procedente de Dorados.

Además, España enfatizó que El Piojo Herrera haya hablado de manera frontal con Federico Vilar, quien ha tenido una gran campaña luego de que su entrenador le dejara claro que no tendría un lugar seguro en el 11 titular, situación que motivó al veterano guardameta.

A pesar del gran paso de sus Xolos, Miguel asegura que con todo y su marca perfecta en casa y liderato no pueden sentirse satisfechos, ya que para trascender deben dar la vuelta olímpica al final del torneo. No te forjas metas cada partido en puntos, te forjas metas de ganar, como lo tenemos pensado cada semana, no ganamos nada aún, hasta que no levantemos una copa , aseguró.

Sólo Toluca culminó con el campeonato tras su paso perfecto. Son los diablos rojos los únicos que luego de sumar puras victorias en casa en el torneo regular terminaron coronándose en el Verano 99. En dicha liguilla, Enrique Meza se vio sorprendido por Necaxa en el infierno luego de golear como visitante superó ante su gente a Santos e igualó con Atlas para definir el título en tanda de penales.

Por su parte, Cruz Azul se quedó en semifinales en ese mismo certamen, cayendo a manos del Atlas de La Volpe. Después, en el Apertura 2010, la aventura concluyó de inmediato tras ser echados por Pumas, que dio la vuelta en el Azul tras caer en CU, propinando la única derrota en el semestre para la Máquina ante sus seguidores.

carlos.herrera@eleconomista.mx