Roger Federer alcanzó una nueva final de Wimbledon el viernes tras despachar en una gran actuación a Rafael Nadal y ahora buscará otra corona en la hierba londinense ante otro duro rival, Novak Djokovic.

"Estoy exhausto. Al final fue muy duro", sostuvo Federer. "Rafa conectó algunos tiros increíbles para seguir en partido. Todo el encuentro se jugó a un altísimo nivel".