“Mis características: ser un chavo humilde, porque sé de dónde vengo y hacia dónde voy; soy trabajador; nunca me doy por vencido, y siempre estoy soñando”.

Carlos Uriel Antuna Romero se describe así en una entrevista para el canal de Youtube YODeportivo.

Con 21 años, la carrera del joven mexicano ha involucrado Torreón, Manchester, Groninga en Holanda y Los Ángeles. Aunque todo inició gracias Carlos Alberto Escalón y su hermano Kevin.

La historia de Uriel inició en la escuela de formación de futbolistas Charly Futbol en Lerdo, Durango. Es una explanada de tierra con paredes de ladrillo pintadas de blanco. Carlos Alberto fundó la escuela y buscaba jóvenes talentos de distintos barrios y comunidades cercanas a Lerdo.

En una ocasión Carlos observó a Kevin Antuna (hermano de Uriel) y lo invitó a sumarse a la academia. Habló con los padres de Kevin, quienes pensaban que preguntaba por Uriel. Pero la charla se daría después de un tiempo.

Uriel le pidió una oportunidad a Carlos Alberto, quien ahora presume que en su centro de formación tuvo a Uriel Antuna.

Más tarde llegó a Santos Laguna, donde jugó tan sólo 19 minutos en Liga MX antes de su traspaso al Manchester City, donde sin debutar, fue prestado al FC Groningen.

Con 19 años, dio el salto al futbol europeo, en un proceso de maduración personal y deportiva. El cambio de idioma y cultura le exigía una mayor adaptación.

“Es difícil, cambiar del calor de Torreón a un clima nevado. En el entrenamiento me gritaban, me hablan en holandés, pero la verdad es que no entendía. Tal vez me falta un poco de adaptación, porque como estuve jugando muy poco tiempo en primera división en México, me falta un poquito más de experiencia”, dijo.

Con el FC Groningen, durante 20 partidos no logró anotar goles ni dar asistencias. Fue relegado del equipo sub 21. El Manchester City decidió terminar el préstamo antes de lo previsto y fue cedido a Los Ángeles Galaxy.

Uriel lo eligió principalmente por la cercanía con México y por tener como compañero al delantero sueco, Zlatan Ibrahimovic, quien tras la rápida adaptación del mexicano alabó su estilo de juego.

“Es un jugador joven, pero muy impredecible. Reta al rival todo el tiempo por la pelota, Es rápido. Tiene muchas ganas y le gusta mucho el juego”, expresó el sueco.

Con su buen paso por la MLS recibió su primer llamado a la Selección Mexicana, en la lista preliminar de la Copa Oro. Todo indicaba que no formaría parte de la convocatoria oficial de 23 jugadores, pero a causa de la lesión de Jorge Sánchez encontró un espacio entre los dirigidos por Gerardo Martino.

De perfilar para un puesto como relevo, Antuna tomó su oportunidad y tomó el rol protagónico. Ha comenzado como titular todos los partidos de la Copa Oro 2019.

Con un valor de 740,000 dólares, el más bajo de toda la plantilla mexicana, junto a Raúl Jiménez es el futbolista que más goles ha anotado, con cuatro.

El entrenador Gerardo Martino, le ha dado el beneficio de la duda.

“Es un proceso de maduración y crecimiento, por lo que debe mantenerse centrado. Primero le diría que no escuche demasiado: ‘No entres a redes sociales, no veas programas’. Él no se puede desubicar, tiene que ser cuidadoso. Los jóvenes pueden llegar a confundirse”, afirmó.

[email protected]