La última vez que el Toluca tuvo un arranque con 14 puntos o más, varias cosas eran diferentes: la Fórmula 1 no regresaba al circuito Hermanos Rodríguez, Chucky Lozano tenía menos de un año de haber debutado y los propios Diablos Rojos apenas tenían cinco años sin ser campeones.

Era septiembre de 2015, torneo Apertura, y el Toluca sumaba 15 puntos en las primeras ocho jornadas. Han pasado casi seis años para que el equipo escarlata tenga cifras similares: con 14 puntos, es el cuarto lugar general del Guardianes 2021, su mejor arranque desde aquel entonces.

Además, en el torneo actual son líderes en ofensiva con una diferencia de +15 y su delantero Pedro Alexis Canelo es el máximo anotador con 7 tantos (empatado con Nicolás Ibáñez, del Atlético de San Luis). No tienen un campeón desde el Apertura 2013 con el paraguayo Pablo Velázquez, quien consiguió 12 goles.

La base del resurgimiento del Toluca en 2021 es la experiencia. Su plantel es el más veterano de la liga con un promedio de edad de 28.1 años (empatado con Mazatlán FC) y al menos cinco de sus titulares tienen más de 30: Rubens Sambueza (37), José Juan Vázquez (32), Diego Rigonato (32), Rodrigo Salinas (32) y Jorge Torres Nilo (32).

“Los veteranos juegan un rol fundamental. Rubens Sambueza respeta al equipo y sobre todo ama a su profesión, por eso su entrega es constante y su talento sobresaliente; ha entendido que el ser guerrero no necesariamente va de la mano con dar patadas. En el caso del Gallito, busca revancha deportiva, al menos tiene un par de años que no ha destacado y ahora las condiciones están dadas para que se convierta en referente. Y Torres Nilo es un elemento con experiencia t calidad. Son tres elementos importantes que dentro y fuera de la cancha atraviesan un gran momento”, señala Jorge Carlos Mercader, analista de ESPN.

Solo tres de los jugadores que han participado en el presente torneo tienen 23 años o menos: el delantero Paolo Yrizar, el mediocampista Kevin Castañeda y el defensa Haret Ortega. Castañeda, con 21, es el único titular y fue incluido en la prelista de Selección Nacional para el Preolímpico de Guadalajara en marzo.

Estos veteranos son parte del cambio en la mecánica de fichajes del club. En los últimos tres años, contrataron a elementos del extranjero como Jonathan Maidana (River Plate), Federico Mancuello (Cruzeiro), Emmanuel Gigliotti (Independiente), Fernando Tobio (Palmeiras), Maximiliano Perg (Peñarol) y Rodrigo Gómez (Atlético Unión), que no lograron ser titulares y causaron críticas de los aficionados por su bajo rendimiento.

Solo los fichajes de Maidana, Mancuello y Gigliotti le costaron al club alrededor de seis millones de dólares en enero de 2019 y, en el primer semestre de ese año, ninguno de los tres rebasó los 20 partidos ni más de tres goles anotados.

Para enero de 2021, los Diablos sumaron a elementos con cartel en la Liga MX: Claudio Baeza, quien venía de ser capitán del Necaxa; a José Juan Gallito Vázquez, suplente en Chivas pero con pasado titular en León y en Selección Mexicana.

También a Jorge Torres Nilo, suplente en Tigres pero también ex seleccionado nacional, a Miguel Barbieri, titular en Xolos; a Rodrigo Salinas, frecuente con Pachuca; y a Paolo Yrizar, canterano del Querétaro con experiencia en selección sub 23. Salvo Yrizar, los demás son titulares con Hernán Cristante.

“Por primera vez en al menos un par de años, Toluca hace contrataciones inteligentes. Limitados por la pandemia sin poder gastar de forma exagerada, invirtió en las posiciones que el equipo requería. Esta vez balancearon experiencia con juventud y hasta el momento los resultados han sido positivos. Los veteranos que llegaron al equipo han cumplido”, resalta Mercader.

Además del despunte de Canelo como goleador, Rubens Sambueza es el sublíder de asistencias del Guardianes 2021 con cuatro, una menos que Damián Batallini, del Atlético San Luis; el desequilibrio del capitán escarlata sigue vigente pese a su edad, ya que también es el jugador con más faltas recibidas en la Liga MX (30).

Otro veterano destacado es el ‘Gallito’ Vázquez, quien después de un año como suplente en Chivas, ha sumado todos los minutos del torneo y tiene el tercer porcentaje más alto de precisión de pases solo por debajo de los defensas Andrés Mosquera, del León, y Hugo Nervo, del Atlas.

Como equipo, el Toluca es el que más jornadas ha durado como líder durante las fechas 1, 3, 5 y 6 (Cruz Azul le sigue con dos), y no ha bajado del cuarto lugar hasta la fecha 8; también es el quinto equipo con más disparos a portería con 32, solo detrás de Pachuca (35), América (36), Chivas (37) y Tigres (41).

“Es un equipo que (en 2020) le faltó confianza dentro de la cancha, le faltó esa buena sinergia. Se veía un equipo aprensivo, que se volvía poco trascendente porque el error pesaba, para ello se necesita sinergia y otro tipo de convivencia. Hay que hacer una buena planificación para buscar el campeonato”, señaló Hernán Cristante a su regreso a la dirección técnica en diciembre pasado.

El argentino es otro factor clave para el repunte del club en 2021.Regresó después de dos años en los que su lugar fue ocupado por Ricardo La Volpe, Carlos Adrián Morales y José Manuel De la Torre, siendo su máximo alcance el repechaje del Guardianes 2020.

Con Cristante, los Diablos jugaron su última final en el Clausura 2018 (perdieron ante Santos), una fase a la que no llegaban desde 2012. En ese mismo torneo de 2018, el argentino consiguió la mejor racha del Toluca en torneos cortos con nueve victorias consecutivas que le dieron el liderato general, el subcampeonato de Liga MX, el subcampeonato de Copa MX y el pase a la Concachampions 2019, su último torneo internacional.

“Hernán Cristante es un histórico de la institución que merece una segunda oportunidad. En su primera etapa hizo números muy positivos, pero al final su discurso se agotó y los jugadores no lo respaldaron por completo. Ahora el equipo se autonombra ‘el club de la batalla’ y hasta el momento está siendo congruente. Es muy importante que un hombre de casa venga a poner las cosas en orden. Cristante ha dado en el clavo en el sentido anímico, lo más importante es su constancia mental”, describe el analista de ESPN.

De acuerdo al portal especializado Transfermarkt, el Toluca es el quinto equipo con valor de mercado más bajo de la Liga MX con 31.1 millones de dólares, solo encima de Necaxa (29), Mazatlán (27.6), Puebla (23.6) y Querétaro (20.3).

El Toluca no ha sido campeón de Liga MX desde el torneo Bicentenario 2010, por lo que de no serlo en el Guardianes 2021, cumplirá 11 años de sequía, la quinta más larga entre los equipos que ya han sido campeones por lo menos una vez (Atlas acumula 69 años, Puebla 30, Cruz Azul 23 y Necaxa 22).

“Cuando son más e 11 años que el equipo no levanta un título y que constantemente se ha visto involucrado en fracasos deportivos, urge que la institución regrese al lugar que le pertenece. La paciencia se agota con los equipos grandes y, aún así, en las malas y en las peores, la afición ha estado”, finaliza Jorge Mercader.

fredi.figueroa@eleconomista.mx