El disparo decisivo de la victoria del equipo europeo en la Laver Cup 2021 salió de la raqueta de Andrey Rublev y Alexander Zverev. Al vencer al dúo del Team World, con Reilly Opelka y Denis Shapovalov, Europa se puso en una ventaja de 14-1, un punto más que los 13 necesarios para ganar, y Rublev fue responsable de seis de esos puntos.

El joven ruso de 23 años se volvió una máquina insuperable en su debut en la Laver Cup, pues en dúo se quitó del camino a rivales como Diego Schwartzman, Nick Kyrgios y John Isner. Rublev dio muestra de por qué es actualmente el número cinco del mundo, llevando a Europa a su cuarto título en cuatro intentos.

“Pensaba que soy uno de los peores en dobles, que solo puedo disparar de derecha y eso es todo. Pero parece que puedo jugar dobles muy bien. Ha sido asombroso, un placer estar con estos muchachos, con Bjorn y Thomas a nuestras espaldas", dijo Rublev.

El Team World enfrentó una tarea desalentadora cuando llegaron al TD Garden en Boston para el tercer día de acción, sabiendo que tenían que ganar los cuatro partidos para reclamar el trofeo. Europa ganó cinco de los seis Match Tie-break de la Laver Cup de este año.

“Creo que vinimos mucho más juntos y, para ser sincero, no puedo esperar a Londres el año que viene”, dijo Zverev.

Rublev se ha convertido en un monstruo en canchas duras, ganando la quinta mayor cantidad de partidos desde 2018, también por delante de Nadal y Federer, y solo siete detrás de Novak Djokovic. Los seis títulos en cancha dura durante ese lapso están empatados con Federer en el número cinco del Tour.

"Quiero llegar al número uno. Creo que es normal para todos cuando somos jóvenes. Me gustaría alcanzar el puesto más alto", dijo Rublev recientemente.

deportes@eleconomista.mx