Después de una temporada de sequía para Sergio Pérez, donde su futuro y calidad estuvieron a debate, un arranque de año complicado, con dos carreras donde tampoco sumó, el mexicano logró su octavo podio en su trayectoria de la Fórmula Uno luego de terminar en tercer sitio del GP de Azerbaiyán.

En el 2012, Pérez logró tres podios con Sauber, en los años 2014 y 2015 un par más y en el 2016 dos más, los últimos cuatro con Force India. Luego llegó la sequía.

La fortuna iluminó el camino de Lewis Hamilton a la cima del campeonato de pilotos, con un triunfo en Bakú. Con Sebastian Vettel y Ferrari evidentemente más veloces y Hamilton y su Mercedes, se requirió de un choque, un fallido intento de rebase y un pinchazo para encaminar a Hamilton hacia la cima en Bakú.

Sebastian Vettel estuvo al frente durante gran parte de la carrera, pero se ubicaba segundo detrás del compañero de Hamilton en Mercedes, Valtteri Bottas, cuando un choque entre los dos autos de Red Bull provocó la presencia del safety car.

En el reinicio, Vettel fue en busca de la punta, pero no pudo mantener el control de su vehículo al salir de la siguiente curva y se rezagó. Poco después, Bottas sufrió un pinchazo en el neumático posterior derecho, lo que puso fin a su actuación y catapultó a Hamilton al liderato.

“Hoy fue un día de emociones mixtas”, dijo Hamilton, quien llegó tarde a las celebraciones en el podio por ir a charlar con Bottas, quien “mereció” el triunfo. “Nunca lo hubiera podido rebasar si no hubiera sufrido ese pinchazo”, añadió el británico.

A pesar de asumir el liderato en el campeonato por primera vez en la temporada, Hamilton dijo que el triunfo no significa un punto clave en la contienda con Vettel y Ferrari.

“Creo que Ferrari aún tiene la ventaja”, comentó. “Este año, ellos han sido mejores que nosotros la mayoría del tiempo. Sólo los hemos podido contener en competencia, pero nuestro ritmo de clasificación no está al nivel del suyo”.

Kimi Raikkonen, de Ferrari, se quedó con el segundo lugar después de descender hasta el decimocuarto puesto a causa de una colisión, pero dijo que no estaba satisfecho con su conducción y tuvo problemas por sacar lo mejor de su auto.

Pérez soportó a Vettel

El mexicano Sergio Pérez mantuvo a raya a Vettel para quedarse con la tercera posición y darle a Force India su primer podio desde el 2016.

“Fue una carrera de altibajos”, reconoció el mexicano. “Las últimas dos vueltas han sido las dos mejores vueltas de mi carrera”.

Vettel dijo que estaba “muy molesto” y añadió que “tuve la oportunidad de ganar y lo intenté. Pero no funcionó”.

Los Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo se disputaron el cuarto lugar durante toda la competencia, después de varios encuentros cercanos, chocaron en la vuelta 40, cuando Ricciardo alcanzó por detrás a Verstappen en la frenada de la primera curva y ambos vehículos salieron de la pista. Ambos pilotos recibieron reprimendas de los comisarios

Bottas había tomado la punta cuando, primero Hamilton y posteriormente Vettel, ingresaron a cambiar neumáticos. Él habría hecho lo mismo, pero el accidente de Red Bull le permitió entrar a fosos y mantener la ventaja.

Romain Grosjean chocó con el safety car en pista en la vuelta 42, al tocar con la pared mientras intentaba calentar neumáticos. Eso demoró el reinicio, y una vez que llegó, Vettel atacó a Bottas por dentro pero no pudo frenar lo suficiente para tomar la curva y dejó la pista.

Hamilton tiene cuatro puntos de ventaja sobre Vettel, seguido de Raikkonen y Bottas. El segundo retiro de Ricciardo en la temporada lo dejó a 33 unidades de la punta. El australiano ha dicho que la próxima temporada podría salir de Red Bull y buscar lugar en un equipo capaz de aspirar al título.

Después de una arrancada en condiciones frías y de mucho viento, el safety car apareció casi de inmediato en la primera vuelta después de que varios vehículos tocaron en la parte media de la parrilla.

Sergei Sirotkin tocó por detrás el auto de Pérez, lo que provocó varios contactos adicionales. Eso provocó el abandono de Sirotkin y envió a Fernando Alonso a los fosos después de sufrir pinchazos en dos neumáticos. El ruso fue castigado con tres puestos en la parrilla de salida para la próxima carrera, en España.

El drama continuó en la siguiente curva, en donde la agresividad de Raikkonen por rebasar a Esteban Ocon, de Force India, envió al francés al muro y provocó su abandono. Raikkonen tuvo que ingresar a pits y cayó al decimocuarto lugar.

Los Renault de Carlos Sainz y Nico Hulkenberg superaron brevemente a los Red Bull y se colocaron en cuarto y quinto lugar, pero Sainz cedió su puesto al repostar combustible mientras que la carrera de Hulkenberg llegó al final al tocar con el muro en el decimoprimer giro. Vettel finalizó cuarto después de no poder rebasar a Pérez. Sainz recuperó la quinta posición.