Alegría y satisfacción se mezclaban en la concentración de la selección de Grecia, un día después del triunfo 1-0 sobre Rusia para acceder a cuartos de final de la Eurocopa-2012, un éxito que dedican a sus compatriotas víctimas de la crisis.

"Queríamos dar alegría, algo para celebrar", comentó el centrocampista Kostas Katsouranis, uno de los líderes del plantel.

"Todos en Grecia, incluidas nuestras familias, nuestros amigos, nuestros hermanos, primos y demás, están pasando por momentos muy difíciles", apuntó sobre el contexto económico que vive el país en los últimos años, acompañado de desempleo, recortes de salarios y otras medidas de choque.

"Lo más importante es que nadie en el equipo se rindió. Estamos representando a nuestro país, así que sabemos qué hay que hacer", insistió.

Junto al héroe de la noche, Giorgos Karagounis, el veterano capitán autor del gol de la victoria sobre los rusos en Varsovia (1-0), y el arquero Kostas Chalkias, que se perdió el partido ante Rusia por una lesión, Katsouranis es uno de los supervivientes del equipo que se proclamó campeón del torneo continental en Portugal-2004.

"Es difícil describir qué se siente después de un partido como el que hemos vivido. No puedo explicarlo con palabras", añadió.

"Creo que lo más importante es que en un corto período de tiempo alcanzamos el estatus de uno de los ocho mejores equipos de Europa y eso es un gran logro para los griegos" apuntó.

Después del partido del sábado, los griegos ya habían señalado que dedicaban la victoria a sus compatriotas por el difícil momento y que se alegran especialmente por brindar un motivo para la celebración a un pueblo poco acostumbrado a ello en los últimos meses.

Grecia jugará su partido de cuartos de final de la Eurocopa el viernes en Gdansk contra el ganador del grupo B.