Mike D’Antoni consiguió que Houston Rockets registraran su mejor marca en temporada regular en su historia al ganar 79% de sus duelos, y dominaran la Conferencia Oeste, sitio que les perteneció durante tres años a Golden State Warriors.

La quinteta de Houston se caracterizó en la fase regular por ser la organización que mayor diferencia estableció entre los puntos generados y los permitidos (8.5).

La directiva entrevistó a 10 candidatos para ocupar el puesto de entrenador en Houston y eligieron a Mike para la temporada 2016-2017. Sus antecedentes inmediatos eran las etapas con los New York Knicks (2008-2011) y Los Angeles Lakers (2012-2013). Ambos periodos los concluyó con marcas negativas y sólo participó en dos ocasiones en postemporada en el que el límite fue la primera fase.

El entrenador ha mencionado que fueron franquicias en las que no tenían la confianza y jugadores como Kobe Bryant y Carmelo Anthony rechazaron su sistema de juego. Con Lakers terminó como el entrenador con la peor marca en la historia del equipo, al sumar más de 100 juegos.

Maurizio Gherardini, exjugador y vicepresidente de los Toronto Raports, describió que Mike desarrolló la paciencia, la habilidad para comunicarse y la confianza en su etapa en Italia, liga en la que jugó y fue coach (campeón en dos ocasiones). Y describió para Los Angeles Daily News que cuando había una situación compleja, D’Antoni le recordaba que no había problemas, sólo soluciones.

En Houston querían un coach que los hiciera ganar y ellos se fijaron en lo que logró cuando tuvo a su cargo a Phoenix Suns (2003 al 2007), fueron dos campañas que concluyó con más de 60 victorias y los llevó por cuatro años sucesivos a los playoffs. Una de las características del equipo era el ritmo rápido de su juego y movimiento de balón. Mike firmó un acuerdo con los Rockets por tres años y 15 millones de dólares. En su primer año con el equipo fue nombrado como coach del año, por segunda ocasión en su carrera.

El entrenador forma parte del grupo de entrenadores de la NBA que han conseguido en dos ocasiones ser nombrado como coach del año, la lista la conforman personas como Hubie Brown, Bill Fitch, Cotton Fitzsimmons y Gene Shue, quienes lo obtuvieron con diferentes organizaciones.

Los papás de Mike, en su infancia, le enseñaron a ganar y perder, además del trabajo que tenía que hacer para ser un mejor jugador. Mike describió para el diario Press-Telegram que sus padres generaron un ambiente en el que le enseñaron a competir, interactuar con las personas, cómo perder, y así fue como crecieron él y sus tres hermanos.

Houston disputa las finales de Conferencia y enfrenta al mismo rival del 2015, Golden State, tras acumular su primera derrota el lunes, D’Antoni declaró: “Hemos demostrado durante toda la temporada que podemos ganar aquí y también en la casa de los Warriors (...) Pero tenemos que hacer mejor las cosas en la defensa, especialmente cuando debemos trabajar de manera consistente sobre cuatro jugadores que pueden anotar”.

[email protected]