En valores económicos, Monterrey y América son las dos grandes potencias de México y de la Concacaf. Con un costo de plantilla de 80.9 y 77.5 millones de euros, respectivamente (vía Transfermarkt), ambas escuadras son las más ricas de la Liga MX y también de los participantes de la edición 2021 de la Concachampions, superando a Cruz Azul (71.5 millones), Atlanta United (69.35) y Toronto FC (46.73).

Esa supremacía financiera está en juego en la final 2021 de este torneo internacional, en el que participaron 16 equipos de ocho países: México, Estados Unidos (ambos con cuatro representantes), Costa Rica, Honduras (dos), Canadá, República Dominicana, Haití y Nicaragua (uno cada uno). Solo para dimensionar las diferencias económicas en la región, el plantel de Rayados vale 119 veces más que el del Real Estelí, campeón nicaragüense.

El choque entre regios y águilas confirma el dominio de México en el torneo, pues con esto serán ya 16 campeones consecutivos procedentes de la Liga MX y 37 de 58 posibles desde que comenzó el certamen en 1962 bajo el formato de Copa de Campeones de la Concacaf.

Ningún otro país en el mundo domina su confederación como México lo hace en la Concachampions con sus 37 coronas. El más cercano es Argentina con 25 títulos de Copa Libertadores, le sigue España con 18 de Champions League/Copa Europea, Egipto con 16 en la Liga de Campeones de África, Corea del Sur con 12 en la Liga de Campeones de Asia y Nueva Zelanda también con 12 en el campeonato de Oceanía.

El campeón de la Concachampions 2021 clasificará al Mundial de Clubes que se disputará a principios de 2022 en Emiratos Árabes Unidos, al que ya están invitados el Chelsea (Europa), Al Ahly (África), Al Jazira (equipo local) y Auckland City (Oceanía). El premio económico ya sea para Rayados o América será de 1.5 millones de dólares, cifra que a nivel global solo supera al representante de Oceanía, mientras que el campeón de la Libertadores se lleva 22.5 millones.

Rayados, expansión de marca con cuatro viajes intercontinentales

De acuerdo con las tres encuestas más recientes de Consulta Mitofsky, Rayados se ha mantenido entre el top 7 de equipos más populares de México, siendo la sexta con más afición entre 2019 y 2020 solo detrás de los ‘cuatro grandes’ y de Tigres.

Monterrey es el máximo ganador de Concacaf desde que el modelo de competencia cambió a ser Liga de Campeones como en Europa. Los regios han ganado las ediciones 2011, 2012, 2013 y 2019 (segundo tricampeón en la historia después de Cruz Azul entre 1969 y 1971) con una efectividad del 100%, ya que nunca han quedado subcampeones. Ese perfil les retribuye también a sus patrocinadores.

“Rayados logró detectar en 2011 un área de expansión internacional tras ganar su primera Concachampions y visitar Japón. Con su llegada a los Mundiales de Clubes vienen también más ventas de artículos exclusivos y afición que los acompaña a distintas partes del mundo. Este ha sido un tema de gran ayuda económica especialmente para un club que en el pasado batalló para establecerse, pues en 1997 fue embargado por la Secretaría de Hacienda y hoy puede presumir, independientemente de su relación con la empresa FEMSA, que ha logrado mantenerse con recursos propios”, explica Grace Herrera, reportera que ha cubierto a Monterrey en cadenas como ABC Deportes y TV Azteca Noreste.

Gracias a sus títulos de Concacaf, Monterrey ha viajado a Oriente Medio y a Japón para medirse contra clubes de impacto mundial como Chelsea en 2012 y Liverpool en 2019 (en ese año también enfrentó a Al Sadd, dirigido por Xavi Hernández). El partido contra el equipo de Jurgen Klopp y Mohamed Salah fue visto por 45,416 aficionados en el estadio y por más de 1.8 millones de televidentes alrededor del mundo, según cifras promedio de SportsProMedia.

La reputación internacional es un atractivo más del club para jugadores y entrenadores del plano internacional: “No he estado en un Mundial de clubes, he jugado la Champions en tres confederaciones distintas (Concacaf, Europa y Asia) y me gustaría ir de la mano de Monterrey. Hay que darle seriedad a todos los torneos en donde participemos y este no es la excepción porque nos ha dado mucho en lo internacional”, dijo el entrenador Javier Aguirre desde principios de 2021.

Aguirre regresó a dirigir en México después de 20 años convencido del potencial deportivo de Rayados, que además le ofreció ser el director técnico mejor pagado del país al percibir 3.9 millones de dólares anuales.

América, confirmar el año histórico en la era Solari

Del otro lado de la banca se encuentra Santiago Solari, para quien el Mundial de Clubes siempre tendrá un valor especial por representar su primer título como entrenador de un equipo mayor. El argentino dirigió al Real Madrid entre 2018 y 2019 y ganó este campeonato en diciembre de 2018, jugando en Emiratos Árabes Unidos.

Tres años después espera refrendar su participación al superar a Monterrey en la final de Concacaf: “Honramos esta competición que nos encanta. El Mundial de Clubes es mi torneo predilecto, he estado cinco veces en mi carrera y sería un honor volver”, dijo Solari previo a las semifinales de Concachampions ante Philadelphia Union. Como jugador disputó cuatro ediciones vistiendo las playeras del Real Madrid y del Atlante.

Aunque el América es el máximo ganador de los torneos de clubes de Concacaf con siete (el primero desde 1977), desde que el torneo cambió al modelo Concachampions en 2008, solo ha podido ganar las ediciones 2015 y 2016. No obstante, al igual que Monterrey, su efectividad en finales es del 100% porque nunca ha sido subcampeón.

Volver al trono de Concacaf después de cinco años es uno de los objetivos a los que aspira Solari tras su gran primer año como entrenador del América, en el que ha logrado 72 puntos (entre enero y octubre) para convertirse en el de mejor rendimiento desde que se instauraron los torneos cortos en 1996, ya que Mario Carrillo y Manuel Lapuente, en conjunto, sumaron 70 en 2002.

kg