Pumas no tendrá liguilla en el Guardianes 2021, sin embargo, fue uno de los dos equipos con mayor efectividad defensiva, pues recibieron sólo 12 goles, uno más que el puntero de la tabla, Cruz Azul.

“Es notable el trabajo defensivo del equipo y, en primer lugar, de los intérpretes que más participan como la defensa y el arquero, más allá de que es un trabajo grupal tanto el defensivo como el ofensivo, pero para los actores principales es de destacar”, opinó Juan Dinenno, delantero de Pumas, sobre la labor defensiva que mantuvo al equipo con vida hasta la última jornada del torneo.

Si bien Pumas contó con jugadores relevantes a la defensiva como Johan Vasquez, seleccionado sub-23, parte de esos resultados son atribuidos a la experiencia de Alfredo Talavera en la portería. El arquero fue titular en 16 de los 17 compromisos en fase regular y en 8 partidos no permitió goles. En los once torneos previos a la llegada de Talavera, el equipo recibió arriba de 19 goles en las 17 jornadas regulares.

“No hay secretos en la portería, su solidez viene de una secuencia de trabajo con objetivos muy claros y que también hoy día la experiencia de Alfredo Talavera y de Julio González nos permite desarrollar este trabajo de tener resultados”, expresó Iván Gaytán, entrenador de porteros en Pumas, en entrevista con El Economista.

Desde el 2007, Pumas no había contado, bajo el arco, con jugadores que no fueran producidos en casa, eso cambió con la llegada de Talavera y González al conjunto en el Guardianes 2020 incorporaron a Talavera y a Julio González, el primero, canterano de Chivas y que por 10 años perteneció a Toluca, y el segundo, formado en Santos y reclutado después de su paso por el CD Praviano de la tercera división de España.

“El futbol es así, tiene necesidades, altas y bajas y muy seguramente vienen jóvenes pujando fuerte con la secuencia de trabajo y el presente que está marcando “Tala” y Julio, seguramente nos van a marcar la pauta para que en algún momento aparezca otro portero de cantera que cubra las necesidades del club. Hoy estamos en una transición, pero también es necesario que pasen estas transiciones para poder evolucionar”.

El lunes 3 de mayo, tras el anuncio de Leopoldo Silva, presidente del patronato del Club Universidad Nacional, sobre la ratificación del director técnico, Andrés Lillini, para la siguiente temporada, el presidente también aseguró que llevará de la mano el el proyecto de impulsar al futbolista mexicano, como este torneo sucedió con la continuidad de Erik Lira, Jerónimo Rodríguez y Carlos Gutiérrez, al mismo tiempo que el equipo buscará sumar refuerzos que aporten al juego en conjunto y ser competitivos.

El el Guardianes 2021, Pumas contó con nueve canteranos como miembros del primer equipo, de entre ellos, cinco sumaron más del 60% de los minutos de juego: Erik Lira (86% de los minutos), Carlos Gutiérrez (76%), Jerónimo Rodríguez (70%), Alan Mozo y Emanuel Montejano (ambos 62%).

Las cualidades del portero: velocidad, potencia, reacción

Gaytán enlista como las principales cualidades de Talavera dentro del terreno de juego, su colocación en el arco respecto a la cancha y al rival; además de su velocidad de reacción, que califica de “descomunal”; su lanzamiento con salida de brazo, una de las más largas de la Liga; su lectura de juego, su cercanía con los jugadores en cada línea del campo y su liderazgo.

Julio González no ha recorrido tantos juegos como Talavera, pero se hizo notar en el conjunto tras su participación en el torneo previo, donde suplió a Talavera en cuatro partidos de temporada regular y en cinco de Liguilla, en ese lapso recibió 11 goles. Gaytán explicó que entre las cualidades del portero suplente, destacan su avidez de aprender y su capacidad de asumir su posición.

“Pero juega otra posición muy importante en el equipo que es del liderazgo, de asumir los retos muy rápido y sobre todo de querer estar en el momento en el que él tenga oportunidad. En esta profesión muchos fuimos suplentes mucho tiempo, el saber reconocer tu posición en el equipo es una partida ganada porque asumes, estás a la espera, no estás inconforme pero tampoco vas a la mediocridad porque saben que en algún momento Pumas y lo que le ofrece, le va a dar para que su carrera, en algún momento, le dé esta posibilidad de ser un portero titular”.

El entrenamiento de porteros en Pumas está planeado y estructurado con base en las necesidades que tiene el equipo cada partido e incluye un trabajo de análisis, que requiere de la planeación de los entrenamientos y el estudio del rival; el entrenamiento físico acorde a las necesidades específicas de cada portero; y del área psicológica, que busca ayudarlos en la toma de decisiones y desarrollo del liderazgo.

En el aspecto técnico, los trabajos donde más inciden son “reactivos, de velocidad, de reacción que implica que ellos tomen una decisión lo más rápida posible, los recorridos de la portería o cómo se acomodan respecto a una bisectriz que genera el portero o el tirador y donde está la portería. Dependen de la potencia del salto, de hacer recorridos con lanzamientos, el juego aéreo, el fildeo de la pelota, que es donde incide mucho ahora corners, diagonales, diagonales elevadas, pelotas frontales, pelotas en disputa con rival en movimiento, con rival estático”, explicó Gaytán.

El entrenador también señaló que trabajar las relaciones con sus demás compañeros también es fundamental, pues independientemente del sistema de juego y las responsabilidades específicas de cada uno, el conocimiento de los compañeros permite crear una sociedad con cada una de las líneas del campo para potenciar las capacidades de cada uno.

“Tenemos un grupo de porteros que está dejando un precedente en el club para las generaciones que vienen y que es una responsabilidad que tenemos tanto deportivamente como socialmente en el club para que la portería de Pumas sea sostenible mucho tiempo y podamos seguir con la secuencia de trabajos”.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx