Indianápolis. Robert Kraft sabe de negocios. El dueño de Patriotas de Nueva Inglaterra tiene una fortuna de 1,700 millones de dólares y se ubica en el puesto 833 de millonarios en el mundo, de acuerdo con Forbes. Por algo, el mercado mexicano, de 18.5 millones de aficionados a la NFL y con potencial a 25 millones en los próximos años, es prioridad para el empresario.

Sé que somos los terceros en popularidad. Vaqueros de Dallas está arriba. Para nosotros es más complicado porque no estamos en la frontera, pero queremos rebasarlos , comentó en charla con El Economista, Robert Kraft.

Casual. Traje y tenis para los días previos al Super Bowl XLVI. El empresario de 70 años camina cerca de sus jugadores a unos días del juego ante Gigantes de Nueva York. ¿Eres de México? , preguntó. Este año es la vez que más gente de México he visto, ¡es genial! , afirmó.

Y si algo recuerda de nuestro país Robert Kraft, es que puede derrotar a Vaqueros. Recuerdo cuando estuvimos ahí y le ganamos a Dallas. Nos encantaría volver a jugar, contra algún equipo, el que esté disponible , mencionó.

Fue en 1998 cuando Patriotas derrotó al conjunto de la estrella solitaria 21-3 en una de las últimas series del American Bowl. Recuerdo que en la ciudad de México es donde he tenido la mejor comida , incluyó.

Myra, el impulso de Nueva Inglaterra

A sus 70 años, a Robert Kraft le gusta platicar de sus recuerdos, en especial, los de su esposa, fallecida semanas antes de iniciar la campaña regular de la NFL. No sé cuántos de ustedes estén casados. Algunos parecen muy jóvenes , afirmó mirando a algunos periodistas cercanos a él. Tener un matrimonio es muy difícil. Estar juntos, tener hijos y después divertirse. Myra y yo nos volvimos mejores amigos , comentó.

Incluso en lo deportivo, la esposa de Kraft dejó huella en los jugadores y entrenadores que responden con una sonrisa ante cualquier pregunta al respecto. No sólo eso, para el empresario su esposa aún juega, sobre todo en momentos críticos, como cuando Cuervos de Baltimore dejaron ir el empate en la final de la Conferencia Americana. Mucha gente me ha enviado mails. Me dicen que alguien sonrió y envió a la izquierda esa patada. Yo creo en lo espiritual, sé que nos sonríe , afirmó el empresario.

En Twitter: @PabloEscobedo