Rio de Janeiro.-La Justicia de Rio de Janeiro decretó la detención preventiva del portero brasileño Bruno, del club Flamengo, sospechoso de haber participado en la desaparición de una ex novia que las autoridades estiman que habría sido asesinada, informó la policía.

Eliza Samudio, de 25 años y madre de un bebé de cuatro meses, despareció hace un mes. Samudio reivindicaba en la Justicia un examen de ADN para probar que el arquero Bruno Fernandes das Dores de Souza, es el padre de su hijo.

El pedido de prisión para el arquero fue solicitado tras la declaración de un adolescente de 17 años que sería testigo presencial de la desaparición de la joven en la casa de Bruno en la ciudad de Belo Horizonte (Minas Gerais, sudeste), y que afirmó a la policía de Rio que Eliza Samudio estaría muerta, informó el diario Folha de Sao Paulo.

Además de Bruno, la Justicia de Rio también decretó la prisión de un amigo que habría participado de los hechos, Luiz Henrique Ferreira Romao, conocido como "Macarrao".

Por su parte, la Justicia de Minas Gerais decretó la prisión de otras seis personas, entre ellos la esposa del jugador, Dayane Fernandes, según la prensa local.

Al momento la policía no pudo efectivizar el pedido de captura, y el portero Bruno es considerado como fugitivo.

BVC