Los clubes de la Liga MX no tienen ningún impedimento legal para crear y vender tokens no fungibles, también llamados NFTs, por sus siglas en inglés. Estos productos, que ya son una realidad en competencias élite como la NBA, no son ilegales en México y cualquier equipo puede lucrar con ellos siempre y cuando posea los derechos de imagen y estipule claramente cuáles son los derechos y obligaciones tanto del comprador como del vendedor.

“Hoy por hoy, (en México) no hay una regulación más allá de los derechos de propiedad intelectual respecto a la marca o denominación que se va a utilizar en los NFTs o en cuanto a que se tengan que especificar los derechos y obligaciones que adquiere el comprador, así como las obligaciones generales (del vendedor) para que no haya un engaño, pero son cuestiones genéricas en materia contractual y de propiedad intelectual. Si buscas en dónde está regulada la figura del NFT en nuestra legislación mexicana no lo vas a encontrar porque no está regulada”, explica a El Economista, Juan Francisco Torres Landa, socio del despacho internacional Hogan Lovells.

Torres Landa, quien funge como asesor jurídico de los nuevos inversores extranjeros del Necaxa, encabezados por Al Tylis y Sam Porter, recalca a este diario que el hecho de que hasta ahora no exista una regulación en el tema de los NFTs en México no quiere decir que sean ilegales.

“El que no esté regulada no significa que sea ilegal, en nuestro sistema jurídico hay un principio de legalidad marcado en los artículos 14 y 16 de nuestra constitución que dice que a los particulares les está permitido realizar todo aquello que no esté prohibido, entonces, se puede innovar en muchas cosas, como los NFTs (…) Esto es parte de un principio de libertad contractual y de desarrollo empresarial para los particulares”.

Necaxa abrió la puerta de este tema al subastar un NFT por alrededor de 1.3 millones de dólares, una nueva forma de negocio a la que también se ha sumado Chivas. Al ser un tema de reciente creación no solo en deportes, sino en general, aún no existen regulaciones legales en México, pero los Rayos decidieron aclarar su situación porque involucra una venta de propiedad.

Necaxa: comprar el NFT no te hace propietario

Necaxa es el primer equipo que puso sobre la mesa el tema de los NFTs en México. A principios de junio anunció en su sitio web que subastaba un 1% de propiedad, sin embargo, el abogado aclara que quien compre este porcentaje no tendrá ninguna relación legal directa con el club, por lo que no podrá ser llamado propietario.

“No lo será porque el Necaxa no tendrá relación jurídica alguna con esa persona, la relación la tendrá con los socios (extranjeros), con la entidad americana, por eso es una relación indirecta. Si acaso esa persona (quien compre el NFT) decide venir a nuestro país y ver al equipo, seguramente le darán un boleto en un palco o algo por el estilo, pero jurídicamente hablando no hay una relación (directa con Necaxa)”.

Todo empezó hace seis meses, describe Torres Landa, considerado uno de los 13 abogados más influyentes de México por la revista Poder y Negocios. En ese entonces comenzaron las conversaciones entre el grupo inversor estadounidense que comandan Tylis y Porter y la familia Tinajero, dueña del Necaxa.

El grupo inversor, donde están Tylis, Porter, Eva Longoria, Mesut Özil, entre otros personajes, se llama NX Football LLC (compañía de responsabilidad limitada, por sus siglas en inglés) y adquirió formalmente el 50% de propiedad del Necaxa a partir del 1 de junio, aunque esa situación fue aprobada por la asamblea de la Liga MX desde el 24 de mayo.

Hogan Lovells asesoró al grupo extranjero, mientras que el despacho Galicia y Abogados, así como la licenciada Ana María Salazar, asesoraron al Necaxa (Salazar es abogada del club). Torres Landa describe que fue un proceso de seis meses “con meticuloso cuidado” que incluyó una serie de pasos: una auditoría legal, estudios corporativos y regulatorios de cómo realizar la transacción y hacer todo “en estricto apego a la legislación aplicable a nuestro país”.

Ya que la venta fue concretada y anunciada por Mikel Arriola, presidente de la Liga MX, es cuando surge el portal NFT que subasta un 1% de propiedad en cerca de 1.3 millones de dólares con forma de pago en dinero convencional y no en criptomonedas, aseguró Hogan Lovells a este diario.

Pero Torres Landa aclara que no se está vendiendo el 1% de acciones del Necaxa, sino el 1% del 50% de las acciones del grupo inversor estadounidense, por eso recalca que el comprador no tendrá un vínculo legal directo con el club y mucho menos podrá ser llamado copropietario.

Explica que todo el proceso de venta se realizará en Estados Unidos, por lo que las leyes mexicanas no tienen injerencia y que, además, la compra de ese 1% “no va a dañar un ápice a esa estructura del 50-50 de propiedad del Necaxa en México”. Es decir, se venda o no el NFT, los dueños legales seguirán siendo la familia Tinajero y el grupo NX Football LLC en porcentajes iguales.

Asegura también que el tema ya quedó aclarado ante la Liga MX, que sacó un comunicado el mismo día que se hizo el anuncio de la venta del 1%, señalando tajantemente que “la participación accionaria de un club no está sujeta a ningún tipo de intercambio o compra por ningún medio o forma de pago distinto a los reconocidos en nuestros reglamentos”, es decir, que no se permitía un nuevo propietario a través de una venta NFT.

En ese sentido, Torres Landa señala que el comunicado de la Liga MX tiene razón, pero aclara que en el caso del Necaxa no habrá nuevo propietario por la vía NFT, pues los nuevos son los que ya fueron aprobados por la asamblea, el grupo NX Football, e incluso agrega que los Tinajero seguirán siendo los directores operativos y quienes representarán al club en próximas reuniones de la liga o de la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

Ante esta explicación, el abogado confirma que la Liga MX no podrá prohibir al Necaxa la venta de este NFT: “No y no es un tema de que hubiera habido una negociación (con la liga), es simplemente que no aplica el reglamento porque no tiene un efecto extraterritorial respecto a lo que haga la compañía del extranjero. Alguien podría decir que hay un cambio de control que afecta la autorización original bajo la cual se permitió la inversión (extranjera), pero no siendo el caso, no hay impacto alguno y la FMF no tiene mayor objeción”.

Los interesados en el NFT del Necaxa

De acuerdo con declaraciones del copropietario Al Tylis (citadas por Sportico), en los primeros 10 días de la subasta del 1%, más de 400 personas de 11 países han registrado su interés por comprar el NFT del Necaxa: “Esta es una nueva clase de activos en la que estamos creando el primero de su tipo”, mencionó el empresario, quien también tiene acciones en el DC United de la MLS y en el Swansea City de la segunda división de Inglaterra.

Aunque el proceso se ejecutará en Estados Unidos, no hay una regla que impida a un mexicano (o compañía mexicana) adquirir el NFT de los Rayos, destaca el abogado:

“Lo pueden hacer siempre y cuando se sujeten a las reglas que están previstas en la convocatoria, para que no haya una malinterpretación de que esto es una oferta mexicana. No lo es, no está vedada para mexicanos, pero si quieren participar se tienen que sujetar a un procedimiento en el extranjero y por lo mismo a las leyes que regulan estos temas en EU, pues esta no es una oferta en los términos de la ley de mercado de valores en México”.

Según Tylis, el sitio web NFT del Necaxa ha recibido más de 50,000 visitas en sus primeros 10 días, despertando un interés por un token inédito que podría elevar su precio (de alrededor de 1.3 millones de dólares) en pocos años.

El abogado Torres Landa, quien ha acompañado de cerca a Tylis, Porter y el resto del grupo inversor del Necaxa, garantiza que estas acciones están “100%” dentro del marco de la legalidad: “Es gente que está en el medio, no vienen a improvisar, su idea es aprovechar toda esa experiencia y sus contactos para beneficio del equipo y, por lo tanto, de los propios inversionistas”.

Agrega que un mercado potencial de 35 millones de mexicanos de primera, segunda o tercera generación en Estados Unidos impulsó la compra de los inversores con el 50% de los Rayos:

“Es cosa de crecer sinergias y sumar para que ambas organizaciones (NX Football y la familia Tinajero) empujen al mejor desempeño del equipo y eso resultará, lo cual es legítimo, en incrementar el valor de la inversión con mejor rating y penetración en el mercado americano (…) La afición del Necaxa también se beneficiará porque su equipo tendrá una mejor proyección, mejores contrataciones y quizá, en un futuro, algún campeonato”.

fredi.figueroa@eleconomista.mx