Arturo Olivé, director de la NFL en México, anunció que se respetará el último contrato firmado con el anterior gobierno federal (a través del Consejo de Promoción Turística de México), lo que asegura un partido de futbol americano en el Estadio Azteca durante los años 2019, 2020 y 2021.

Miguel Ángel Gómez Flores, director de mercadotecnia de Banorte, principal patrocinador del evento, comentó a El Economista sobre la posibilidad de que después del 2021 se deje de realizar el evento por la falta de apoyo del gobierno federal.

“El impacto es grande, pero la gente puede salir adelante. El aficionado puede decir: ‘Me están quitando eventos’. Pero tenemos que trabajar en conjunto para que esas cosas no sucedan y por tener mayores actividades deportivas que también apoya Banorte; que de alguna manera puedan resarcir el impacto”.

Sobre la relación entre el banco y la NFL, Miguel Angel comentó que ser patrocinador de la NFL involucra tener un convenio para todas las actividades que la organización realiza en el año, lo que les permite ser el principal patrocinador del partido en la Ciudad de México.

Dentro de las marcas que patrocinan el evento están: Amazon Prime Video, Courtyard by Marriott, FedEx y Visa. Todas ellas tienen relación con la liga nacional de futbol américano, lo que involucra que también sean los sponsors a cargo del partido en México.  Prime Video cuenta con contenido especial para sus suscriptores relacionado a la NFL, Courtyard by Marriott lleva ocho años de ser el hospedaje oficial de eventos relacionados a dicho deporte, FedEx es el encargado de transportar el trofeo Vince Lombardi y Visa tiene un convenio con la liga que comenzó en 1995.

Los boletos para el encuentro entre los Kansas Chiefs y Los Ángeles Chargers saldrán a la venta el 6 de agosto para usuarios Banorte como preventa, mientras que para el público en general la venta inicia el 8 de agosto. Los rangos de precios van de 800 a 4, 000 pesos y en hospitality en 7,500.

El juego será el lunes 18 de noviembre y, con la intención de evitar los problemas de césped que involucraron cancelar el partido el año pasado, Arturo Olivé aseguró que visitaron el Estadio Azteca y que el terreno de juego está “espectacular”, además de que constantemente estará en revisión previo al partido para asegurar su buen estado.

Las inspecciones se efectúan desde enero pasado y se estima que el último partido de futbol se juegue el 2 de noviembre.

En México sólo el estadio Azteca reúne los requerimientos para la realización de partidos.

[email protected]