Paralelo al récord que marcó la tarjeta coleccionable de Luka Doncic, jugador de Dallas Mavericks, al ser vendida por 4.6 millones de dólares, las tarjetas de video con los highlights de los jugadores toman impulso como una nueva vertiente del negocio de los coleccionables.

Top Shot, que tiene licencia de la NBA para explotar estos productos criptográficos, creció en 50% en la penúltima semana de febrero agregando 33,000 nuevos usuarios. De acuerdo al newsletter Front Office Sport, en 24 horas las ventas en la plataforma pueden alcanzar los ocho millones de dólares.

Aunque los volúmenes de movimientos han vuelto a esta modalidad de colección una tendencia, las cifras por las cuales se venden las tarjetas aún está alejada de los cromos físicos. La tarjeta más cara relacionada al baloncesto ha sido una volcada de LeBron James, por 208,000 dólares, nada cerca de los 4.6 millones que estableció la tarjeta de Doncic el pasado 28 de febrero.

Cabe mencionar que el cromo de Doncic es el más caro en la historia de la NBA y el segundo con el valor más alto del deporte. Solo un cromo del ex beisbolista Mickey Mantle, de 1952, se vendió por más dinero (5.2 millones de dólares).

Antes de que se vendiera el cromo de Mantle, el récord anterior era uno de Mike Trout, de 2009, con los Angelinos de Los Ángeles, que alcanzó el valor de 3.9 millones de dólares.

Los highlights digitales pueden ser comprados utilizando criptomonedas y están vinculados a números de serie que garantizan la autenticidad.

En el contexto de las tendencias que están marcando las nuevas formas de consumo, los equipos de la NBA establecen cierta batuta. En 2014, los Kings fueron el primer equipo en aceptar el Bitcoin como método de pago, a manera de mejorar la experiencia del consumidor. Seis años mas tarde, el equipo utilizó una aplicación basada en blockchain para realizar subastas en directo en los partidos.

Ahora, Mark Cuban, presidente de los Mavericks de Dallas, anunció que el equipo se encuentra listo para usar Dogecoin, una especie de criptomoneda surgida de un meme, como método de pago de boletos y mercancía en línea a través de BitPay.

deportes@eleconomista.mx