La pandemia hizo más fuerte a la NBA. Adam Silver, comisionado general de la liga, proyecta que en la temporada 2021-22 se tendrán ingresos por 10,000 millones de dólares, continuando su tendencia al alza hasta antes de verse interrumpida por la pandemia. Esto gracias a la posibilidad de volver a la calendarización de 82 partidos, al regreso del público a las arenas y de la incorporación de nuevos socios comerciales. El porvenir es más brillante pues se espera que se ponga en marcha un lucrativo acuerdo por los derechos de transmisión y que prosperen los negocios internacionales.

Los ingresos de la NBA cayeron de 8,800 millones en la temporada 2018-19 a 8,300 millones en la 2019-20. La liga aún no ha publicado sus cuentas de la temporada reducida de 72 juegos en 2020-21, pero Silver notificó el lunes que los ingresos habían se habían reducido en aproximadamente un 35% ese año.

“Perdimos importantes cantidades de dinero. La buena noticia es que podemos tener una visión a largo plazo de este negocio y seguir creciendo en él”, dijo el comisionado.

La temporada pasada la NBA consiguió 13 nuevos acuerdos comerciales con empresas como State Farm, Microsoft y Verizon por una cifra récord que rondaría los 1,460 millones, según registró la firma de valuación IEG.

Previo al arranque de la nueva temporada, la liga también sumó a Google como socio. La introducción del programa de parches de publicidad en los uniformes también ha contribuido a la mejora en los ingresos totales por patrocinio, que han crecido casi un 70% desde la última temporada antes de que se introdujera ese activo  (2016-2017).

Adicionalmente, los derechos de transmisión representan aproximadamente 2,600 millones de los ingresos de la liga. De acuerdo a medios locales como Front Office Sports y CNBC, el nuevo acuerdo de transmisiones, que comenzaría en 2025, podría tener un valor total de más de 75,000 millones, lo que representaría más de 8,000 millones anuales, a pesar de que la NBA enfrenta una caída en el consumo a través de la televisión por cable.

Otra de las muestras de fortaleza del torneo es el valor promedio de las franquicias, el cual reflejó un incremento de 13% de febrero a octubre de este año, llegando a 2,480 millones, de acuerdo a la valoración de Forbes. El estudio también arrojó que, por primera vez, hay tres franquicias de la NBA con un valor de más de 5,000 millones de dólares: los New York Knicks (5,800), los Golden State Warriors (5,600) y Los Angeles Lakers (5,500).

Abonando a los ingresos internacionales, la relación con China sigue siendo inestable después de que el ex general manager de los Houstosn Rockets, Daryl Morey, realizara comentarios políticos en Twitter en apoyo a protestas en Hong Kong. Mientras tanto, la liga lanzó este año NBA África, una entidad que se encargará de monitorear los negocios de la propiedad en ese continente, entre ellos el desarrollo de la Basketball Africa League (BAL) y que explorará alianzas empresariales, distribuirá contenido y brindará apoyo a gobiernos locales en proyectos relacionados a la construcción de arenas de basquetbol. Se estima que el negocio en dicho continente generará 1,000 millones de dólares.

Ante la proyección de que el baloncesto será un deporte de primer nivel en África en 10 años, el comisionado quiere comenzar el posicionamiento en uno de los mercados de más rápido crecimiento en el planeta.