Las opiniones ya están divididas pese a que aún falta un año para que Cruz Azul haga su mudanza a la cancha del Azteca, lugar que fue su casa entre 1971 y 1996. Por un lado, Carlos Hermosillo, un histórico de la institución, considera que dicho cambio de inmueble puede beneficiar a la Máquina. Por el otro, un experto en imagen deportiva asegura que con el regreso, el equipo de Paco Jémez puede ser visto como arrimado con una medida que no es empática con su historia .

Los números que en su primera etapa alcanzaron los cementeros en el Azteca fueron positivos. En 25 temporadas, en la que también fue casa de América, Cruz Azul calificó en 20 oportunidades, disputó nueve finales y consiguió cinco de los ocho títulos que tiene en su historia. Por ello, Eric Olavarrieta dijo a El Economista que en el tema de la nostalgia esta mudanza fue un acierto .

Carlos Hermosillo, máximo goleador en la historia del club con 168 anotaciones, dijo a este diario que le agrada la decisión de llevar de nueva cuenta al equipo a la cancha en donde obtuvo tantos logros. De entrada, el exdelantero expresó: Es una mudanza, pero vuelve a su casa , opinó el artillero que vestido de azul fue campeón de goleo en tres ocasiones.

Cuando yo llegué a Cruz Azul (1991) jugábamos en el Estadio Azteca, es una cancha que a mí me gusta. Si el equipo anda bien y contrata buenos jugadores puede ser muy bueno para que el club tenga muchos más afición , analizó Hermosillo quien entre sus mejores recuerdos en dicho inmueble tiene el campeonato de goleo que le ganó a Biyik, quien era atacante de América, en la campaña 1994-95, oportunidad en la que hizo 35 tantos, dos más que el futbolista azulcrema.

Genera imagen de arrimado

Olavarrieta ahondó en el análisis de la imagen deportiva que generó el equipo celeste tras anunciar el cambio de estadio y expuso que es increíble que se aferre al pasado y regrese a un estadio en donde si bien tuvieron sus mejores épocas, caen en una decisión que no es empática con su historia .

Olavarrieta agregó que Cruz Azul volvió a proyectar que es un club desesperado y que confirmó la evidencia de ser una institución que evidencia no saber qué hacer .

Mientras la historia indica que el regreso al coloso de Santa Úrsula puede ser un motivo de ilusión para los seguidores celestes, en términos de imagen parece que aun antes de iniciar la mudanza los directivos del club ya han recibido su primer revés.