Solo 23 días antes de cumplir los 51, el estadounidense Phil Mickelson se convirtió en el golfista de mayor edad en ganar un torneo de Grand Slam el domingo en el Campeonato de la PGA, estableciendo un récord que no se había roto en 53 años; además, con el sexto Major en su carrera, ingresó entre los 12 grandes campeones de todos los tiempos; una lista encabezada por Jack Nicklaus (18) y Tiger Woods (15).

“Es una sensación increíble, espero que otros encuentren la inspiración en este triunfo. Es difícil mantenerte físicamente, pero vale la pena. Simplemente, amo el golf, amo lo que hago”.

Hasta antes de este triunfo, nunca un jugador mayor de 50 años había ganado un Major. El récord de veteranía para un vencedor era el del estadounidense Julius Boros, quien ganó el Campeonato de la PGA de 1968 a los 48 años y cuatro meses.   

Mickelson era el segundo jugador más veterano que encabezaba un major tras 54 hoyos, superado por Tom Watson, que a los 59 años ocupaba la cima luego de tres rondas del Abierto Británico en Turnberry. Mickelson, cuyo último triunfo en un Major fue en 2013, en el Abierto Británico, igualó a Nick Faldo y Lee Trevinose  al quedarse con el sexto Major de su carrera: posee tres Masters (2004, 2006 y 2010), un Open Británico (2013) y otro PGA (2005), faltándole sólo un US Open a la colección.

Mickelson se convirtió en el décimo jugador en ganar majors en tres décadas, una lista de élite que comienza con Harry Vardon y que más recientemente fue alcanzada por Tiger Woods. El primero de sus 45 títulos fue en 1991, cuando todavía era un junior en Arizona State. La victoria se produjo una semana después de que Mickelson aceptara una exención especial en el US Open porque en el número 115 del mundo y sin victorias en los últimos dos años, ya no estaba exento de la clasificación. No había terminado entre los 20 primeros en sus últimos 17 torneos durante casi nueve meses. Le preocupaba no poder concentrarse más en 18 hoyos.

Y luego venció al campo más fuerte del año, 99 de los 100 mejores jugadores, y lo hizo parecer fácil.

Abraham Ancer en el top 10

El domingo, en la cuarta y última ronda del Campeonato de la PGA, el golfista mexicano Abraham Ancer firmó la mejor ronda del torneo con una tarjeta de 65 golpes, siete bajo par y se despidió del Grand Slam con un total acumulado de 287 golpes, uno bajo par, suficiente para colocarse en el octavo puesto del certamen disputado en el Ocean Course en Kiawah Island.

Ancer es una de las cuatro cartas fuertes para que México logre medalla olímpica en el golf en Tokio 2020. A principios de mayo la Federación Internacional de Golf (IGF) y el Comité Olímpico Internacional (COI) acordaron el nuevo periodo de clasificación a los JO Tokio 2020, fue extendido hasta el 21 de junio de 2021 (hombres) y 28 de junio de 2021 (mujeres). El sistema de calificación se basa en el ranking de golf olímpico (OGR), en el que el mexicano es décimo primero.

deportes@eleconomista.mx