México consiguió una histórica victoria y recuperó la confianza de todo un país a una semana de su debut en la Copa del Mundo. El Tricolor derrotó 2-1 a Italia, campeón del mundo, conjunto al que jamás le había podido ganar tras 10 enfrentamientos.

Y el duelo número 11 entre mexicanos e italianos jamás será olvidado.

Primero, porque los verdes desafiaron a la historia, se plantaron con personalidad en la cancha, y a pesar de que aún hay cosas por corregir, terminó poniendo en la lona a un grande. Y segundo, porque a una semana del debut ante Sudáfrica se comenzaron a despejar dudas y se alcanzó un nivel competitivo.

En el tema de las dudas, todo parece indicar que será Oscar Pérez el arquero titular, mientras que ayer el Vasco dejó claro que Rafael Márquez será su capitán.

Hablando de lo meramente futbolístico, habrá que destacar la conjunción, personalidad y temple de los nuestros, pero también hay que señalar que en medio de la euforia por el histórico triunfo habrá que aprender a matar a los rivales y a encontrar una solución para que cada pelota parada cerca del área no se convierta en gol en contra.

Ayer, fueron dos de nuestros campeones del mundo de Perú 2005 los que volvieron a entenderse dentro del campo y que encaminaron al Tri al triunfo.

Giovani Dos Santos, quien se mandó un partidazo, tomó pelota en tres cuartos de cancha, hizo una diagonal con el balón en los pies, y después, tras levantar la cara, lo mandó al corazón del área, sitio en el que Carlos Vela lo prendió de primera intención para vencer a Buffon.

Los tiempos del partido

La primera etapa se fue con dominio verde, y con tan sólo un susto en el primer tiro de esquina para Italia (minuto dos), que terminó con una pelota en el travesaño del arco mexicano.

Para el segundo tiempo, México evidenció su otro defecto. Y es que Pablo Barrera y Javier Hernández tuvieron en sus botines opciones claras, que en el Mundial pueden costar demasiado caras.

Fue hasta que Blanco hizo una genialidad cuando se liquidó el duelo. El Temo filtró pelota al Venado, éste hizo recepción dirigida con la frente y después, de bote pronto, liquidó al guardameta italiano.

La acción que empañó el partido del Tri vino al 87, nuevamente en un tiro de esquina en el que los italianos remataron un balón de aire que tras impactarse en el segundo poste terminó en las redes luego de que Leonardo Bonucci la empujara sobre la línea.

Tras dar un buen partido, México logró un triunfo histórico, recuperó la confianza de su gente, pero también evidenció sus dos eternos males que deberá corregir antes del próximo viernes, la defensa por alto y la defición en el ataque.

Sin menospreciar el triunfo de los mexicanos, los italianos mostraron una pobre imagen y sembraron dudas sobre sus posibilidades en Sudáfrica.

Tres razones para estar felices

1. Primera victoria de México ante Italia. En la lista había cinco triunfos italianos y cinco empates. En el duelo 11 se rompió la racha.

2. triunfo ante el campeón del mundo. Italia ganó el mundial de Alemania 2006, es el campeón defensor y ganarle es importante.

3. carlos Vela recuperó el gol. Le hacía falta al delantero del Arsenal encontrar la red contraria para ganar confianza para el Mundial.

Tres razones para lo contrario

1.el Gol fue nuevamente en jugada a balón parado. La defensa por arriba es mala para el Tricolor. Se debe corregir.

2.falta definir la delantera mexicana genera opciones de gol pero no las concreta. Ésas no se deben fallar en Sudáfrica.

3.se ganó un partido amistoso. Sí, fue ante Italia pero los juegos que valen son los mundialistas.