Edson Álvarez está alcanzando la consolidación en el Ajax, mientras que Héctor Herrera pierde valor en el Atlético de Madrid. Jesús Corona se ha mantenido en un valor constante desde el año pasado después de una década revalorizándose en el mercado, sin embargo, ha perdido minutos al no querer renovar con el Porto.

Ajax, con Edson Álvarez, logró su boleto de manera invicta a los octavos de final de la Champions, en los que acumuló 20 goles a favor y sólo cinco encajados y un nuevo récord de puntos en fase de grupos.

El defensa participó en cinco de seis partidos con destacadas actuaciones. De acuerdo con el medio especializado Statiskicks, en los encuentros de octubre contra Borussia Dortmund y de septiembre contra Besiktas, logró más del 90% de efectividad en pases, generó oportunidades de gol y participó en recuperaciones.

En la siguiente fase de Champions League tendrá una “gran oportunidad para confirmar su progresión y un aumento notable de su valor en el futuro”, dijo a este diario Bela Csanyi, analista de valores del futbol en Transfermarkt.

El canterano del club América tiene un valor de 19 millones de dólares de acuerdo a Transfermarkt, el mejor que ha alcanzado hasta ahora en su trayectoria. Es el décimo primer jugador más valioso de la Eredivisie, el octavo en el Ajax y el cuarto mexicano de mayor valor de acuerdo al portal especializado.

“Ha sido mucho trabajo y paciencia la que ha tenido Edson para consolidarse. También ha respondido a la confianza del entrenador Erik ten Hag. El Ajax, para mí, es uno de los equipos contendientes para llegar a la final y Edson es fundamental: un titular inamovible y juega todos los minutos que necesita cuando el equipo se está jugando algo. Por otra parte, la edad le favorece, el Ajax es un equipo joven muy dinámico y ágil”, opinó Luis Fernández, Head of DataScouting en UnderData. Por el contrario, el valor de Héctor Herrera ha ido a la baja con el Atlético de Madrid. Esta temporada de Champions League ha participado en dos partidos de seis posibles, sumando un total de 59 minutos. En el Porto su valor llegó a un máximo de 24 millones de dólares antes de fichar por el Atlético de Madrid, donde ha tenido minutos limitados y se llegó a devaluar hasta los 7.8 millones.

“Con Héctor Herrera no es un tema de calidad, sino que hay una competencia durísima en el Atlético de Madrid, el campeón de España, y no es un jugador que estrictamente sea del estilo del ‘Cholo’ Simeone”, comentó Fernández.

Hasta la última jornada de la fase de grupos, el Atlético se colocó en riesgo de quedar eliminado de la Champions, pero la victoria ante el Porto de Jesús Corona les permitió seguir navegando en la máxima competencia de clubes. Si bien una eliminación temprana no habría significado una baja de valor automática en los parámetros de Transfermarkt, los jugadores afectados pierden la oportunidad de mostrarse en el nivel más alto de competencia.

“Lo pueden compensar, por ejemplo, con grandes actuaciones en sus ligas domésticas o quizás en la Europa League si se da el caso. Pero el bajo rendimiento de muchos jugadores en el caso del Atlético de Madrid sí puede ser un factor a considerar en la próxima actualización de los valores de mercado”, explicó Bela Csanyi.

Sin embargo, el escaso protagonismo tanto en LaLiga como en Champions seguramente será un factor en contra del jugador de 31 años, “porque todavía no termina de consolidarse del todo”, dijo el especialista en valores de mercado.

“Considero que Héctor Herrera sí debería plantearse seriamente un cambio de equipo en el mercado de enero porque yo creo que está en su interés jugar otro Mundial y eso sólo lo va a lograr acumulando minutos. Creo que ni al Atlético le conviene tenerlo ahí, porque además es un jugador con un salario alto”, añadió Fernández y señaló que una buena liga para él podría ser la italiana.

Por otra parte, Jesús Corona se ha mantenido constante en un valor de 33 millones de dólares. El delantero partió de la Liga MX en 2013 (en ese entonces valorado en 1.4 millones) por 4.1 millones de dólares, de acuerdo a Transfermarkt, y tras seis años en el Viejo Continente su valor aumentó más de 50 veces hasta convertirse en el futbolista mejor valorado de la primera división portuguesa. Béla Csányi destacó su polivalencia, precisión y el desequilibrio que aporta al juego como sus principales virtudes.

Sin embargo, un factor contractual lo ha relegado a la banca, pues el Porto pretende renovarlo a un alto costo que podría ser un impedimento para partir a una liga de mayor nivel.