El delantero argentino Lionel Messi recibió la Bota de Oro que lo acredita como el máximo goleador de Europa en la temporada 2012-13.

Messi, quien consiguió 50 anotaciones la campaña anterior, recibió el galardón en la Antigua Fábrica de Damm de la Ciudad Condal, donde se mostró emocionado y agradeció el apoyo de sus compañeros para conseguir el premio.

"Antes que nada quiero agradecer a todos los que están aquí en el acto conmigo, vino mucha gente. Obviamente que sí, que este es un premio grupal. Es la realidad, este más que ninguno. Y si es un premio por hacer goles, pues este es más que ninguno", dijo.

Luis Suárez, ex jugador de Barcelona y quien ganó el Balón de Oro en 1960, fue el encargado de entregar el trofeo a Messi, quien dijo que recuerda los goles por su importancia "más que por si son lindos".

Agregó que "no recuerdo ahora mismo los goles de la temporada pasada. Cuando los veo sí me acuerdo y me voy acordando de la jugada. Por importancia recuerdo los de la Copa del Rey, el Mundial de clubes... Son los que más recuerdo por importancia".

Como anécdota, recordó que hace algunos años una persona, no un entrenador, le prometía un alfajor por cada gol que consiguiera, "y cuando entraba en la cancha a jugar pensaba en el alfajor".

Por su parte, Suárez calificó a "La Pulga" como "un jugador que lo tiene todo, velocidad, técnica y gol. Ha cambiado la historia, es la esencia del futbol".

Además de familiares y amigos, acudieron a la premiación de Messi el presidente del club Barcelona, Sandro Rossell, sus compañeros Carles Puyol y Xavi Hernández, así como el técnico de la selección de Argentina, Alejandro Sabella, y otras personalidades del deporte ibérico.

EISS