Ser uno de los seis mexicanos en el PGA Tour representó para Oscar Fraustro la mejor experiencia de su vida, aun cuando ha perdido su tarjeta para jugar torneos en el máximo circuito del golf profesional.

Y es que hace unas semanas, el chihuahuense perdió su tarjeta para jugar en la PGA, pero ahora asegura vivir un buen momento en su carrera y admite que ser parte del field que disputará el OHL Classic at Mayakoba representa un reto, pero al mismo tiempo, una oportunidad para intentar volver próximamente a ser parte de la élite.

Mayakoba es como mi Major, el de todos los golfistas mexicanos. Tener un torneo del PGA Tour en México es increíble,va a ser mi cuarto año consecutivo jugándolo. Para mí representa una nueva oportunidad tras un año muy difícil y desde que terminó la temporada ésa se volvió mi siguiente meta (volver al PGA Tour). Espero dar mi mejor nivel y tener mi mejor torneo del año , destacó el golfista en entrevista con El Economista.

Fraustro destaca las ventajas que representará tener el torneo en casa.

Hay que sumar las cosas exteriores al torneo a tu favor, como estar en tu país, comer tu comida, estar en tu ambiente, tener amigos, tu familia ahí contigo, eso no pasa cuando juegas en otros países, yo creo que es algo que tenemos que tomar a nuestro favor, porque todos los demás están en algo diferente, algo que no ven semana tras semana , admite.

Sin embargo, reconoce que este año el torneo no será fácil, pues, de acuerdo con los organizadores, contarán con uno de los mejores fields en la historia del evento.

Es un field más difícil que en años anteriores, pero está más padre tener la oportunidad de ser parte de ellos. Yo creo que jugando bien no importa contra quién estés jugando , reflexiona.

El golfista, quien estuvo en el máximo circuito del golf en la temporada 2014-2015, admite que quiere volver a la PGA, pues asegura que esa experiencia le enseñó mucho. Estar ahí me enseñó a tener paciencia , explica, al mismo tiempo que analiza las cosas que deberá mejorar.

Mi juego ahorita es de 150 yardas para abajo, tengo que ser mejor con mis wedges, tengo que puttear mejor, no quiere decir que ése fue mi problema del año, pero mi juego bajó en los últimos meses y ahora se ve muy claro que es ahí el área de oportunidad que puedo rescatar y puede ser la clave para regresar .

Por último, reconoce que aunque es un deseo coronarse en el OHL Classic at Mayakoba, espera disfrutarlo, pues, quizá, éste signifique un escalón más para volver al PGA Tour.

Ahora estoy tranquilo, si gano el torneo, será increíble llegar al PGA Tour la próxima semana, si quedo en top 10, entro al siguiente torneo y si no, no pasa nada y ya regresaré el año que entra a través del Web.com.

Mi meta la tengo clara, sé lo que tengo que hacer para regresar, para mejorar en mi juego, y estoy tranquilo, es una gran oportunidad. Voy a jugar el torneo y hacer lo posible para ganarlo, así que a ver qué pasa , concluye.