El Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) tiene una larga y reconocida trayectoria, no sólo como institución académica, sino como una fuente de deportistas que han destacado en varias disciplinas a nivel nacional e internacional. El futbol americano ha sido el deporte más emblemático de esta casa de estudios, cuyo primer equipo, Borregos Salvajes, se formó poco después de que ésta se fundara en 1945.

Actualmente el Tec de Monterrey cuenta con 26 campus a nivel nacional y varios de ellos cuentan con equipos de FBA de liga mayor. Para distinguir a qué campus pertenece cada equipo se nombran como Borregos Monterrey, Borregos Estado de México, Borregos Toluca, etc.

Borregos Monterrey

Es el equipo veterano y el más destacado del Tec de Monterrey a nivel nacional debido a su trayectoria y a la cantidad de campeonatos nacionales ganados que tiene en su haber (22). Por sus filas han pasado muchísimos jugadores que han sobresalido en el ámbito profesional y deportivo, como es el caso de su actual head coach, Carlos Altamirano, quien en su época como mariscal de campo consiguió dos campeonatos nacionales y ahora, como entrenador, ha sabido encaminar a los Borregos Salvajes de Monterrey a seguir siendo un equipo fortalecido con actitud triunfadora.

Debido a esto, no quisimos dejar pasar la oportunidad de platicar con el Capitán y corredor del equipo, Fernando Mejía Chávez, para que nos hablara sobre la experiencia de jugar con los Borregos Monterrey.

Fernando es Ingeniero Civil egresado de campus Monterrey y actualmente se encuentra estudiando la maestría en Finanzas. Con 25 años de edad comenzó a jugar futbol americano desde los 14 en un club de León, Guanajuato llamado Cachorros de León. Al cabo de un par de años obtuvo una beca para estudiar en PrepaTec de campus Irapuato. Cuando llegó el momento de iniciar sus estudios universitarios como Ingeniero Civil estaba por entrar al campus Querétaro, y a pesar de las diversas propuestas que recibió para estudiar en alguno de los campus de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, y por lo tanto, incorporarse a su liga mayor de FBA, el sueño de Mejía era jugar en la cuna de los Borregos: Monterrey.

En un tazón realizado en campus Santa Fe, CDMX, Fernando se topó con el coach César Martínez quien le propuso que se fuera a jugar a campus Monterrey con la liga mayor, y no hubo nada más que pensar. Hizo todos los arreglos y se fue para allá a estudiar y a jugar futbol americano.

Una pasión incomparable

El deporte de las tacleadas le apasiona mucho a Fernando Mejía y lo ve como un “escape de la realidad” y que disfruta a lado de sus compañeros. Destacó que el FBA le ha dejado muchas amistades, incluyendo a sus mejores amigos. Algo que también le gusta son los lazos que se desarrollan entre las familias de todos los jugadores. Añadió que el futbol americano le ha dado muchas herramientas que lo ayudan en su vida laboral. “Son diferenciadores que adquieres a lo largo de cuatro o cinco años que pasas jugando y siendo parte de un equipo en el que aprendes sobre compromiso, disciplina, paciencia, trabajo en equipo, perseverancia, etc”.

Balance ante todo

Estudiar una carrera ya de por sí demanda tiempo, concentración y disciplina; pero si agregamos practicar a la par cualquier deporte, lo cual también implica un desgaste físico y requiere tiempo y compromiso, en definitiva se tiene que echar mano de la organización para que ambas cosas funcionen, logrando un balance que permita buenos resultados.

Fernando lo tenía muy claro desde chico gracias a que sus papás le enseñaron que siempre debía estar comprometido con sus estudios. “Yo sabía que en México no se puede vivir de jugar futbol americano, pero es una herramienta para poder realizar tus estudios en las mejores universidades del país y formarte como una persona íntegra”. Reconoció que al principio le fue muy difícil adaptarse al ritmo de trabajo entre la escuela y la liga mayor en la universidad porque es muy diferente a lo que se vive en ligas juveniles e intermedias, pero asegura que la clave está en ser organizado con los tiempos para concentrarse en las actividades que se tengan durante el día y que el rendimiento sea bueno tanto en la carga académica, como en los entrenamientos.

Actualmente Mejía se encuentra trabajando en la gerencia de proyectos de construcción en una empresa llamada BrickWalling en Nuevo León al tiempo que estudia la maestría.

Su postura como capitán de Borregos Monterrey desde 2017 la describe como una responsabilidad dentro y fuera del campo al ser representante del equipo, por lo que considera que es importante dar un buen ejemplo para todos. “Soy de la idea de que los capitanes no son los únicos líderes, porque entre todos hacemos que el equipo jale para el mismo lado. Puedo decir que más de la mitad del equipo tiene jugadores con muchas capacidades y el liderazgo para lograrlo, por eso hemos tenido éxito, y un ejemplo claro es la victoria que obtuvimos en la Liga Premier CONADEIP 2019”.

Regreso a la ONEFA

A inicios del año 2020 el ITESM regresó a formar parte de la liga de la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (ONEFA) tras la reunificación con la liga CONADEIP. Gracias a esto, ahora todos los equipos de FBA estudiantil forman una sola fuerza, lo cual habla de más apertura y una mejor integración entre ellos. Se espera que para el segundo trimestre del 2021 sea posible comenzar con las actividades de entrenamiento porque todas las escuadras, incluyendo las del Tec de Monterrey, desean regresar a jugar y competir por el próximo campeonato.

Respecto a esto el capitán de Borregos Monterrey mostró su emoción y manifestó sus ganas de jugar contra los equipos que ya integraban a la liga de ONEFA antes del regreso del Tec y su esperanza de que este año sí haya temporada porque le parece que se van a desarrollar encuentros muy interesantes entre las distintas instituciones educativas.

En cuanto al liderazgo del Coach Altamirano, Fernando Mejía dijo que ha sido un cambio muy positivo para los Borregos porque ha formado un buen staff que ha dado excelentes resultados.

Para finalizar, el también corredor de Borregos Monterrey nos contó que es fan de los Vaqueros de Dallas y uno de sus ídolos es Adrian Peterson, actual running back de los Leones de Detroit.

Tanya Peláez Ramírez

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.