Cuando Lorena Ochoa dio media vuelta y partió hacia su nueva vida, lejos del golf, el futuro de este deporte para México se convirtió en algo incierto.

Porque si bien la tapatía ha abierto una puerta que parecía cerrada para nuestro país en deportes como en el que ella triunfó, la realidad es que aún hay pocas representantes nacionales que puedan seguir los pasos de la exnúmero uno del mundo y de acuerdo con las mujeres involucradas en el golf mexicano, pasará mucho tiempo para que alguien alcance los logros de Ochoa.

Lorena ya abrió la brecha y tenemos a muchas otras golfistas trabajando para ingresar a la LPGA, unas juveniles, otras que están en la universidad, pero es un hecho que va a pasar mucho tiempo para que alguien logre lo que ella , aseguró a El Economista, Elsie Valero, presidenta de la Asociación Mexicana Femenil de Golf.

Y es que para las golfistas que participaron en el torneo Tres Marías Championship, el nivel que dejó Lorena tras su retiro es una meta a la que será difícil llegar, para mí Lorena es inalcanzable, lo que ella logró no creo que ninguna otra mexicana lo vaya a alcanzar , aseguró Ana Paula Valdés, quien con 13 años, es una de las promesas para nuestro país en este deporte.

Es la misma sensación que deja en María José Navarro: Ochoa es la número uno, y creo que pasará mucho tiempo para que alguien ocupe su lugar , admitió, quien seguramente participará en la Olimpiada Nacional.

Mientras que otras, como Alejandra Martín del Campo, no ven posible llenar el hueco que deja Lorena para llegar a un nivel competitivo como el de ella hay que arriesgar mucho, llegar a la cima es muy complicado , admitió.

Aunque a decir de Elsie Valero, el problema radica también en otras condiciones afecta la situación económica del país, cuesta dinero y para que estas chicas estén en el Futures requieren patrocinadores , aseguró.