En un escenario de incertidumbre, la LNBP anunció su temporada 2020. La liga adoptará las medidas que sean necesarias para dar inicio, tales como ampliar la fecha de ratificación de participación de los equipos, establecer mesas de trabajo para prever los escenarios posibles, así como elaborar protocolos de seguridad financieros y de salud.

Los patrocinios de New Era, SisNova y Li-Ning están garantizados y las operaciones de cada equipo se ajustarán al soporte de los patrocinadores.

“Básicamente vamos a trabajar con lo que tengamos en nuestras manos, siempre con la intención de poder salvaguardar la temporada y seguir generando empleos para jugadores, entrenadores, cuerpos técnicos, árbitros, en fin, toda la industria”, indicó a El Economista el recién reelecto presidente de la LNBP, Sergio Ganem.

En materia salarial, el directivo indicó que durante este año atípico los sueldos se verán reducidos.

“El común denominador por lo que hemos estado viendo es que aproximadamente estamos en la posibilidad de ofrecer no más de un 50% del sueldo que habitualmente tenían los jugadores en temporadas pasadas”.

De acuerdo a declaraciones del directivo a Forbes, en 2018 las nóminas a jugadores se encontraban entre los 19,000 y 53,000 pesos mensuales. También se tratará de una temporada corta, del 10 de septiembre al 6 de diciembre tentativamente, pues al momento, de los 17 equipos que conformaron la liga la temporada pasada, sólo 12 tienen la posibilidad de operar y se contaría con la reaparición de Toros de Nuevo Laredo. El formato será por zonas (Este y Oeste) y se espera que se jueguen en promedio 12 partidos de local y 12 de visitante por equipo en fase regular.

Como protocolo de seguridad sanitaria los juegos se realizarán en noches consecutivas para evitar exponerse durante un tiempo prolongado a lugares de mucha afluencia como restaurantes y hoteles. Además se implementará la aplicación semanal de pruebas detección de Covid-19 a jugadores, cuerpo técnico y directivos. SisNova, su aliado comercial en servicios de salud patrocinará al 100% dicha asistencia.

Según indiquen las autoridades sanitarias, se podría jugar con aforos reducidos o a puertas cerradas, por ello se tendrá especial atención en “llevar las transmisiones de los partidos por televisión local, regional y por redes sociales como lo hemos hecho, sino ponerlas en televisión nacional”.

Ganem estima que el costo de implementar protocolos sanitarios no elevará el presupuesto de operación de las franquicias al tratarse de una temporada reducida “van a haber menos ingresos comerciales pero de igual manera vamos a tener prácticamente la mitad del gasto que tenemos porque la temporada va a ser a la mitad”.

Se extendió el plazo hasta el 30 de junio para que los equipos confirmen su participación en el torneo, de esta manera tendrán una imagen más clara de la situación de las franquicias, entre ellas, el tema de migración de los jugadores extranjeros.

“Estados Unidos ahorita no solamente ratificó, sino que amplió el margen de tiempo de la restricción de viajes. En Argentina ahorita no hay ticket de avión, vamos a tener que esperar y sobre la marcha saber lo que se hará”.

La temporada 2019-20 contó con la posibilidad de incluir a cuatro jugadores extranjeros por equipo, de los 240 basquetbolistas: 33 tenían nacionalidad estadounidense, 20 venían de Puerto Rico y 17 se dividieron en otras 8 nacionalidades (Canadá, República Dominicana, Venezuela, Argentina, Jamaica, Cuba y Senegal), además la integraron cerca de 57 jugadores mexicoamericanos.

“He estado hablando con mis homólogos de Puerto Rico, de Argentina, de Brasil (en el top 3 de brotes) ellos están planteando la posibilidad de si es que vuelven a iniciar en 2020 de hacerlo hasta diciembre y si no brincar hasta el 2021”.

Los jugadores llevan meses sin la intensidad que exige una competencia ¿Qué protocolos tendrán para disminuir el riesgo de lesiones una vez que vuelvan a la actividad?

“Hemos mandado planes de trabajo muy específicos de acondicionamiento físico a todos los jugadores, no obstante el hecho de no estar jugando, de no traer el ritmo de juego, definitivamente baja tu rendimiento, el tema de la alimentación, del gimnasio. Vamos a tratar de ponerlos en forma de la mejor manera posible entendiendo que vamos a tener que adaptarnos a vivir una nueva normalidad en la medida que nos sea posible, incluso también en el nivel de juego”.

rrg