El gasto que realizó América durante el invierno forma parte de una inversión histórica, no solamente para el futbol mexicano, también para los estándares mundiales. El proyecto futbolístico de Gustavo Matosas significó 20.5 millones de dólares de inversión, el séptimo más elevado a nivel mundial.

América aportó 27.4% del gasto total de la Liga MX (US74.6 millones), y en su conjunto el futbol mexicano fue el cuarto que más invirtió en fichajes, superando a los torneos de Alemania (US70.8 millones); España (61.8 millones) y Francia (36.2 millones), según cifras de Transfermarkt, que conforman el Big-Five, las cinco ligas más poderosas del mundo.

Fueron 71 transacciones en el futbol mexicano, el tercer país que más operaciones realizó. El mercado invernal estuvo marcado nuevamente por el gasto de la Premier League (US178 millones), pero hay ligas emergentes, como China y México, que se impulsaron a los primeros puestos en cuanto a inversión de jugadores. El segundo sitio es para los asiáticos (88 millones de dólares) y el tercero lo ocupa la Serie A italiana (85.4 millones de dólares).

Entre los 30 equipos que más gastaron en transferencias en el mercado invernal, además de América, Monterrey y Santos realizaron inversiones millonarias.

Pero las Águilas fueron las que reventaron el mercado interno. Tan sólo Darwin Quintero fue el décimoquinto fichaje más alto del periodo a nivel mundial, sus 10.5 millones de billetes verdes lo colocaron como el cuarto a nivel histórico en el futbol mexicano.

Inversión histórica ?de la Liga MX

Datos del Sistema de Correlación de Transferencias de la FIFA indican que ha sido la inversión más grande el futbol mexicano, en la ventana de invierno, en los últimos cinco años. Comparado con el año pasado, las inversiones de los 18 equipos de la liga se incrementaron casi cuatro veces (3.9), ya que durante la temporada 2013-2014 el gasto en conjunto del futbol mexicano alcanzo 18.8 millones de dólares.

El futbol mexicano fue uno de los torneos que más operaciones definitivas registró, con un total de 33. El monto promedio de cada operación se situó en 2.2 millones de dólares, 1.4 millones menos que el promedio mundial del mercado invernal del 2015.

Monterrey contribuyó al gasto de la Liga MX. La legión colombiana de los Rayados costó 12.1 millones de dólares y llevó al equipo hasta el sitio 17 entre los clubes que más dinero destinaron a fichajes. Santos Laguna desembolsó 7.5 millones de dólares y fue el equipo 29 que más gastó en invierno.

Aun con la inversión, el futbol mexicano registró un déficit de 38.2 millones de dólares, cifra que resulta de los 36.4 millones que los clubes mexicanos lograron vender; no obstante, la Liga MX se colocó como la octava que más recibió por las ventas de jugadores, producto de un torneo estabilizado entre la relación compra-gasto.

Caso contrario de la Super Liga China, un torneo con altos presupuestos en pocos clubes. El ejemplo perfecto es Guangzhou Evergrande, que gastó 34.8 millones de dólares, para convertirse en el cuarto equipo que más invirtió en invierno.

Sin ingresos por la venta de futbolistas, Guangzhou absorbió más de 50% del déficit del torneo asiático, que alcanzó hasta los 72.8 millones de dólares. Los chinos en los últimos años se han interesado en invertir en el futbol.

Cuadrado y Wolfsburgo, protagonistas del mercado

Seis meses después de su actuación en Brasil 2014, Juan Guillermo Cuadrado fue fichado por Chelsea, a cambio de 37.8 millones de dólares y convertirse a última hora en la transferencias más alta del periodo.

Wilfried Bony fue hasta un par de horas antes del cierre invernal el mayor monto (US36.6 millones) y André Schürrle (36.2 millones) completó los tres fichajes más costosos de invierno.

Precisamente fue el delantero alemán el culpable de que Wolfsburgo protagonizara el mercado, ya que el club alemán fue el club que más invirtió, con 39.4 millones de dólares.

eduardo.hernandez@eleconomista.mx