El piloto español de Ferrari Fernando Alonso cree que Lewis Hamilton es uno de los favoritos para la próxima temporada a pesar de haber pasado de McLaren a Mercedes, y considera que el británico es el rival a vencer y no el tricampeón alemán Sebastian Vettel.

En un acto con la prensa celebrado en la localidad alpina de Madonna di Campiglio, en los Dolomitas, el asturiano destacó a su antiguo compañero en McLaren como el rival más fuerte.

"¿Quién es el rival más fuerte, el piloto más fuerte en la parrilla de salida? ¿A quién hay que echarle un ojo? Es Hamilton, y seguirá siendo Hamilton el próximo año", afirmó.

"Estoy seguro de que podrá ganar. Es un piloto súper bueno, porque ha ganado cada año con cualquier coche. Ganó en 2007 y 2008. En 2009 comenzaron con dos segundos de retraso con el McLaren y Hamilton pudo ganar carreras. Y pasó lo mismo en 2010", agregó Alonso.

El español destacó que el alemán Nico Rosberg ganó una prueba con Mercedes en una temporada en la que el coche no era muy competitivo. Con esa base, Hamilton "podrá ganar más de una carrera".

Hamilton debutó en 2007 en la F1 con Alonso como compañero en McLaren y acabó la temporada segundo, por delante del bicampeón español aunque igualado a puntos, con cuatro victorias y finales en el podio en sus primeras nueve carreras.

El británico es el único compañero de Alonso que le ha ganado durante una temporada.

El piloto de 28 años, campeón mundial en 2008, ha dicho que no espera que Mercedes aspire al campeonato esta temporada y también ha restado importancia a sus posibilidades de ganar carreras antes de los importantes cambios en las normas que entrarán en vigor en 2014.

Alonso dijo que es demasiado pronto para decir quién será su principal rival para el título, dependiendo de diversos factores como el coche, el equipo, las pruebas y la suerte, y reconoció la cualidades de Vettel, piloto de Red Bull.

El alemán es, con 25 años, el tricampeón más joven de la historia y derrotó a Alonso el año pasado por tres puntos en la lucha por el campeonato, tras una última carrera en Brasil que podría haber sido para cualquiera de los dos.

"Seguro que en estos tres años hubo momentos en los que fue mejor que el resto y que mereció esos tres campeonatos", dijo el piloto de Ferrari.

El asturiano se mostró optimista sobre la próxima temporada, que comienza en Australia el 17 de marzo, después de que Ferrari comenzara el año pasado con un coche que se mostró falto de ritmo.

"Podemos ser más rápidos o más lentos, pero no estar a 1.5 segundos de los más rápidos. Es probablemente imposible estar peor que el año pasado, así que tengo confianza", dijo.

apr