“Desde que llegamos a Atlas lo primero que hicimos fue tratar de entender muy bien la situación actual del equipo. Su relación con la afición mediante un estudio de mercado para comprender su sentimiento hacia el equipo. A partir de ahí desarrollar planes estratégicos a cinco años a corto y mediano plazos”, dijo en entrevista con El Economista Pedro Portilla, presidente de los rojinegros.

Con apenas casi tres meses de que Grupo Orlegi tomó la directiva del equipo, sus primeras acciones de trabajo se enfocaron en tres pilares de acción.

Formar un primer equipo competitivo

En el Apertura 2019, Atlas se encuentra en el lugar 14 de la tabla de cociente de la Liga MX, seguido por Querétaro, FC Juárez, Chivas, Atlético San Luis y Veracruz.

Ante la situación, buscaron formar un equipo competitivo para afrontar el actual torneo, enfocándose en futbolistas cuyo proceso de adaptación no significara mucho tiempo. Con jugadores que aporten calidad rápidamente, más allá de ser nombres de envergadura.

Por ello, durante el pasado mercado de fichajes incorporaron a cuatro jugadores de Santos Laguna, Javier Correa, Jesús Angulo, Hugo Nervo cedidos, y Mauricio Cuero por compra.

“Nuestra política de fichajes no hace diferencia entre Santos y el resto de los equipos. En este punto era importante contar con jugadores de los que ya conociéramos su capacidad y compromiso. Esto nos ayudó para esta primera etapa, contar con algunos jugadores conocidos para disminuir el riesgo del tiempo de adaptación. En el futuro dependerá de las necesidades de cada equipo y las oportunidades de mercado”, explicó Portilla.

Entender el sentimiento del aficionado

Una de las principales características de parte del grupo es la proximidad con su afición. Desde su llegada al Atlas, son constantes los comentarios de Alejandro Irarragorri (actual presidente del Consejo de Administración de Grupo Orlegi) y Pedro Portilla en redes sociales con relación al equipo, para buscar crear unión.

Entre sus principales estrategias de marketing, por ejemplo, lanzaron un video en el que hacen alusión a un gigante que está por despertar y donde presentaron el hashtag #LateConFuria, que es utilizado en las publicaciones de todas las cuentas de redes sociales del club.

“Queremos mantenernos cercanos a los seguidores. Hemos entendido que la afición del Atlas maneja el concepto de identidad como ninguna otra; por eso se les llama La Fiel. Valoran más allá de los títulos, y que hay otras cosas como la forma de juego o la capacidad de forma futbolistas”, dijo Pedro Portilla.

Fuerzas Básicas, la búsqueda de referentes

Del equipo han sobresalido jugadores referentes del futbol mexicano como: Rafael Márquez y Andrés Guardado. Este punto continuará siendo un aspecto primordial del nuevo proyecto por dos vertientes: contar con jugadores formados en casa para generar identidad y contar con referentes, además de generar ingresos mediante la venta de futbolistas.

Durante el pasado mercado de fichajes, cuatro jugadores de la sub 20 subieron al primer equipo y uno de Segunda División. Además de que el pasado 2 de agosto la sub 13 del equipo quedó campeón.

“Queremos tener jugadores que puedan debutar, consolidarse en el equipo y darnos torneos importantes. A partir de ahí, siempre existirá esa ventana de negocio a través de la venta de jugadores”, comentó el presidente del equipo.

Competir contra las plantillas millonarias

Actualmente la Liga MX cuenta con equipos como Monterrey cifrado en 93.9 millones de dólares; Tigres en 82.3; Cruz Azul en 72.2, y América en 68.7. Los cuatro conjuntos valen casi más del doble que los 35.4 millones con los que el portal Transfermarkt valúa la plantilla del Atlas.

Aspecto que parece complicado para competir en un proyecto que tiene como principal idea a los jóvenes futbolistas, sobre la inversión millonaria.

Sin embargo, Pedro Portilla considera que, con tiempo, podrán plantar cara ante los rivales con amplio poder adquisitivo.

“Creo que sí se puede competir, pero se tiene que lograr en el mediano y largo plazos. Se tendrá que ir dando con el tiempo. Nuestro objetivo a futuro es tener una escuadra que esté integrada de 50% de jugadores formados y el otro 50% entre extranjeros o mexicanos obtenidos de otros equipos”.