El fichaje de Cristiano Ronaldo a la Juventus no ha dejado de ser un rumor, pero el conjunto italiano ya ha ganado 164 millones de dólares en la bolsa italiana gracias a las noticias de varios medios europeos que indican que el conjunto de Turín será el próximo destino del crack portugués.

La acción de Juventus acumula una subida de 19.4% desde el lunes pasado cuando la posible salida de Ronaldo empezó a acaparar las portadas de los periódicos deportivos de Portugal, España e Italia. El lunes, el título del equipo se cotizaba a O.67 euros (0.78 dólares) y hoy sobre las 2:30 de la tarde, hora del centro de Italia, estaba a 0.80 euros (0.93 dólares), acercándose a máximos del año.

Las acciones de la Juventus FC subieron casi un 10% este jueves entre informaciones de un posible fichaje del delantero del Real Madrid por el club italiano.

Por segundo día consecutivo, la Juventus, el equipo de fútbol más laureado de Italia, declinó realizar comentarios sobre los reportes.

Cerca de las 16:00 GMT, las acciones de la Juventus subían un 11.19%, a 0.82 euros. En los últimos tres días, las acciones en el club han subido más de un 20% con importantes volúmenes negociados a medida que aumentaba las especulaciones sobre un fichaje de Ronaldo.

Con este movimiento, según las cifras que registra la plataforma de Bloomberg, la capitalización de mercado del club de Turín subió de unos 782.3 millones de dólares a 946.74 millones de dólares durante estos días, con un alza de 164,44 millones de dólares.

Según registra el diario español AS, citando a Sport Mediaset, los planes de la Juventus pasan por presentar a Ronaldo el próximo sábado 7 de julio, aprovechando que el jugador ya no está en la Copa del Mundo que aún disputa los cuartos de final.

AS añade que el agente del portugués, Jorge Mendes, ya se reunió con las directivas del Real Madrid para sellar el traspaso, luego de que, según registró Récord, Ronaldo decidiera cerrarle la puerta al actual campeón de la Champions League.

Juventus tendría que pagar una cláusula de 100 millones de euros (unos 116.5 millones de dólares), precio que fue rebajado en enero de este año por el Madrid, lo que habría llevado al crack portugués a tener un malestar con el club español al considerar que ya no lo querían en el equipo.

Aunque aún faltan las negociaciones entre los clubes, según los medios europeos, el conjunto italiano y el jugador ya tienen todo listo: un contrato hasta 2022 con un sueldo de 30 millones de euros netos (unos 34.9 millones de dólares) por cada temporada.

Una de las opciones que baraja la Juventus es que el Grupo Fiat, propietario del equipo, se convierta en patrocinador del jugador para bajar la carga que le significaría al equipo ese salario.

Varios periódicos italianos dijeron el jueves que estaba previsto que el agente de Ronaldo se reuniera con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, para discutir el posible traspaso.

La Juventus ganó un séptimo título consecutivo de la Serie A en mayo, elevando a 34 el número total de títulos.

"Sería una gran operación, aumentaría el atractivo del equipo y también porque sería un importante negocio para la Juve por el 'merchandising'", dijo un operador en Milán.

CR7

Ronaldo, que fichó por el Real Madrid procedente del Manchester United en 2008, para ese entonces estableciendo un récord de contratación de 80 millones de libras (105.9 millones de dólares), es el máximo goleador de todos los tiempos del club español con 451 goles en todas las competiciones y ha ganado dos títulos de la Liga y cuatro de la Liga de Campeones.

Sin embargo, pese a los trofeos, el cinco veces jugador mundial del año ha tenido frecuentes enfrentamientos con el equipo y ha declarado en varias ocasiones que quiere abandonar el club.

Momentos después de levantar un tercer trofeo consecutivo de la Liga de Campeones tras vencer 3-1 a Liverpool en la final del 26 de mayo, Ronaldo parecía sugerir que ya había decidido irse, diciendo a un periodista de televisión en el campo en el Estadio Olímpico NSC de Kiev: "Fue bonito jugar para el Real Madrid".

El jugador, de 33 años, pareció dar marcha atrás en esa declaración durante las celebraciones en la capital española al día siguiente, cuando se dirigió a los aficionados y les dijo: "Nos vemos la próxima temporada".

erp