En 10 de las 16 plazas donde tiene presencia la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) se ocupa menos de la mitad de las butacas disponibles. La temporada pasada eran siete las franquicias en dicha situación. Uno de los objetivos de la nueva administración es que acudieran más aficionados a los parques.

La ocupación promedio para la presente temporada fue de 47%, lo cual significó una baja de 3 puntos porcentuales en comparación con el año anterior haciendo la comparación con el mismo número de partidos (hay que recordar que a partir de este año hay dos torneos).

Cabe señalar que cinco franquicias registraron baja en su asistencia promedio por juego superior a 20% y fueron: Algodoneros (42.6%), Piratas (41.7%), Rieleros (34,7%), Pericos (29%) y Generales (23%), lo cual significó que disminuyera la proporción de asientos ocupados.

Por ejemplo, en Campeche se ocupaba 57% de los lugares del Parque Nelson Barrera Romellón y para la presente temporada se redujo a la tercera parte.

El caso más grave está en el Estadio Hermanos Serdán, donde quedó la mayor proporción de asientos vacíos en promedio por encuentro, con 80 por ciento. Cabe señalar que la novena disputó la Serie del Rey del 2016 y el 2017.

Mientras que en el Estadio Monclova se vive la situación contraria, porque es donde menos lugares vacíos se quedan, con una ocupación de 77%, cabe señalar que la asistencia descendió, pasó de 7,387 a 6,531 aficionados por encuentro.

•••

La LMB reunió un total de 2 millones 96,638 personas en su primer torneo, con lo cual igualó lo registrado en la temporada pasada en ese mismo lapso, para realizar dicho cálculo se tomó como parámetro el mismo número de juegos disputados por cada franquicia, lo cual si se compara con el mercado potencia (30 millones de personas) reunió en sus estadios a 6.6 por ciento.

La meta para la Liga es llegar a los 5 millones de asistentes, cifra a la que se aspira desde el 2013. Para este año, la LMB busca mejorar la experiencia de los aficionados en cada una de sus 16 plazas y en algunos inmuebles invirtieron para realizar algunas mejoras que incluyeron butacas, iluminación, colocación de nuevas pantallas, etcétera.

Los equipos que lograron incrementar el promedio de asistencia superior a 10% por encuentro fueron Olmecas (103.3%), Diablos (23.6%) y Tecolotes de los Dos Laredos (22%), tuvo como sede dos estadios.

La franquicia de Tabasco pasó de ocupar el último sitio a la sexta posición en la presente temporada, además, ha sobrepasado las 100,000 personas, situación que no logró el año pasado con una mayor cantidad de encuentros. El Parque Centenario 27 de Febrero estuvo entre los inmuebles con la peor asistencia en el 2016 y el 2017. Además es uno de los inmuebles con el boleto en promedio más barato en la Liga, para esta temporada fue de 68 pesos.

•••

Las franquicias que concluyeron en los cinco primeros lugares con la mejor asistencia en la primera campaña del 2018 son las mismas que ocuparon el mismo lugar el año pasado: Sultanes, Toros, Leones, Acereros y Saraperos.

Del total de personas que asistieron a las 16 plazas donde tiene presencia la LMB, la mitad se concentró en Monterrey, Tijuana y Yucatán —el promedio de asistencia fue superior a la 10,000 personas— y se han mantenido en los primeros tres lugares desde el 2015. En el caso de Toros, regresan a la LMB y toman el lugar de Minatitlán, y Leones son adquiridos por los Hermanos Arellano Hernández, ambos cambios se hicieron válidos para el inicio del 2014.

Los Sultanes de Monterrey continúan en el primer sitio aunque el sistema de competencia tenga modificaciones, es un lugar que ha ocupado desde el 2012. El Estadio de Beisbol Monterrey es el de mayor capacidad en la Liga, con la actual remodelación pasó de 27,000 a 22,061 butacas y por juego como local convocan en promedio a 12,878 individuos y se ocupa 58% de sus butacas.