El joven ruso Karen Khachanov dio la sorpresa al imponerse en la final del Masters 1000 de París-Bercy por 7-5 y 6-4 al serbio Novak Djokovic, que el lunes desbancará sin embargo a Rafa Nadal como número 1 del mundo.

Khachanov, de 22 años, se aseguró por su parte subir al lugar 11 de la clasificación ATP tras este título, el primero de su carrera en un torneo de categoría Masters 1000, la segunda en importancia en la jerarquía del tenis masculino, sólo por detrás de los Grand Slam.

“Acabar la temporada así es un sueño hecho realidad”, admitió el protagonista del día tras su gran victoria.

Djokovic, que el sábado había ganado una semifinal para el recuerdo ante Roger Federer, pareció acusar el esfuerzo físico y multiplicó errores inhabituales, intentando a menudo subir a la red para acortar los puntos y evitar largos intercambios.

Frente a él estaba un Khachanov más entero físicamente, que en la semifinal del sábado había ganado en dos cómodos sets al austriaco Dominic Thiem. El ruso estuvo sólido con su servicio y no dejó fisuras en su juego.

Consiguiendo romper el saque de su rival para ponerse 6-5 en el primer set y 2-1 en el segundo, Khachanov pudo llevar las riendas de la situación.

“Karen jugó realmente bien, ha merecido la victoria en este partido”, admitió Djokovic. “Ha demostrado su gran calidad y por qué se espera mucho de él para el futuro”, apuntó.

Djokovic no pudo adornar con un nuevo título, que hubiera sido su quinto en París-Bercy, una segunda parte de año espectacular. En agosto inició una racha de 22 victorias seguidas que le llevaron a ser campeón en Cincinnati, en el Abierto de Estados Unidos en Nueva York y en Shanghai, lo que le ha terminado permitiendo volver al número 1.

La anterior derrota de Nole se remontaba al mes de agosto, cuando cayó en Toronto contra el griego Stefanos Tsitsipas, y desde entonces se había mostrado intocable.

Khachanov empezó la semana como 18 del ranking y a principios de año se movía alrededor del puesto 50. El lunes será decimoprimero, llamando ya a las puertas del top 10 y confirmándose como una de las potenciales estrellas del futuro en el tenis.

Esta semana en París puede marcar un antes y un después en su carrera. Ha podido derrotar en ella a cuatro jugadores del top 10 (John Isner, Alexander Zverev, Dominic Thiem y Novak Djokovic) y muchos lo comparan ya con Marat Safin, el mítico antiguo número 1 ruso.

“Si me parezco a él, a vosotros os corresponde decirlo”, había declarado Khachanov el sábado tras su clasificación a la final, cuando los periodistas le preguntaban por esas comparaciones con Safin.

“Todavía tengo que trabajar para llegar a su nivel. Fue número 1 del mundo. Todavía tengo un largo camino por recorrer antes de llegar a eso, pero espero conseguirlo”, afirmó.