La regla 10-8 ha afectado las posibilidades de jugar de los futbolistas mexicanos menores de 23 años. De acuerdo con una revisión realizada por El Economista, los que cumplen con dicha condición que han recibido oportunidad de alinear en el Apertura 2016 registran sólo 28% de los minutos posibles, media que se queda por debajo de 36% que alcanzaron en el torneo anterior, cuando promediaron 594 minutos.

Cabe destacar que la regla 10-8 obliga a los clubes a registrar para cada partido a al menos ocho jugadores nacidos en México, aunque los equipos pueden iniciar con 10 extranjeros si ellos lo desean.

Hasta ahora han sido 45 jugadores Sub-23 los que han tenido actividad, es decir, 13% del total de los futbolistas que son registrados cada semana para ser elegibles en los nueve compromisos de la Primera División mexicana.

Tras seis jornadas de competencia han sido 13 los equipos que le han dado cabida al menos a un jugador nacido después de 1993. Tigres, América, Morelia, Puebla y León son los clubes que no han dado oportunidades a sus jóvenes.

Pachuca, dirigido por Diego Alonso, técnico que llegó al título el semestre pasado dándole oportunidad a sus jóvenes, es el conjunto con más Sub-23 en acción. Los Tuzos suman ya ocho jugadores de este tipo en el Apertura 2016, algunos de ellos seleccionados olímpicos, e incluso de la Selección mayor, como Hirving Lozano, pero también de primeras apariciones en la Liga MX, como Simón Almeida e Iván Ochoa.

Ellos saben que tienen mi confianza, cuando los vea listos, podrán tener su oportunidad , advirtió hace algunas semanas el estratega uruguayo del cuadro hidalguense, mismo que cumplió con su palabra.

Detrás de los hidalguenses es Guadalajara el segundo equipo con más elementos jóvenes a los que les ha dado la oportunidad; el Rebaño de Matías Almeyda tiene seis Sub-23 con actividad.

Muchos no suman ni 90 minutos; Orbelín e hirving lozano son de los más destacados

Si bien hay 45 jugadores jóvenes que han tenido oportunidad de jugar, la realidad es que muchos de ellos se encuentran lejos de ser indiscutibles en sus equipos, ya que 18 de estos juveniles no superan los 90 minutos sobre el terreno de juego; incluso hay casos como el de Daniel Parra, de Monterrey, quien registra un compromiso y un solo minuto disputado.

Del otro lado de la moneda destacan Orbelín Pineda, elemento de Guadalajara que suma 528 minutos de los 540 posibles, e Hirving Lozano, quien se ha convertido en figura del Pachuca y ya suma tres goles en 299 minutos. En el caso del Chucky hay que destacar que se perdió algunos partidos por haber acudido a los Juegos Olímpicos. Jesús Gallardo, quien se ha ganado un lugar en Pumas y el domingo anotó un gol ante Monterrey, es otro caso a destacar.

Tras seis semanas del Apertura 2016 sólo 45 jugadores menores de 23 años, es decir, 13% del total de jugadores que pueden ser registrados para los partidos de la Liga MX, han recibido la oportunidad de jugar al menos un minuto, situación que llega tras la decisión de echar a andar la regla 10-8. Con poco más de medio torneo por delante se espera que estos jóvenes logren jugar más de 28% de los minutos.