Atlético de San Luis hizo rentable, con el título del Apertura 2018 después de 17 meses, la inversión de 3.25 millones de dólares que Atlético de Madrid hizo en la Liga de Ascenso. Luego de vencer a Dorados de Sinaloa 4-3 en el marcador global, la estrategia internacional del equipo español ya tuvo sus primeros éxitos. Es el primer equipo que en mayo próximo se jugará un lugar por el ascenso a la Primera División.

Pero esta historia de éxito internacional de Atlético Madrid, equipo que es accionista de clubes en la India (Atlético Kolkata) y anteriormente de Lens de Francia, comenzó con pérdidas de 80 millones de pesos durante el último año de operación del San Luis, franquicia antecesora del actual campeón en Liga de Ascenso.

Jacobo Payán, entonces único dueño del equipo, pidió permiso a la Federación Mexicana de Futbol (FMF) para que San Luis no participara en la temporada 2016-2017, debido a problemas económicos para mantener el equipo. Pero un año más tarde la Junta General de Accionistas del Atlético de Madrid autorizó la compra de 51% de las acciones del nuevo equipo en la Liga de Ascenso, Atlético de San Luis, cuyo costo, según datos obtenidos por El Economista, ascendió a 2.5 millones de dólares.

A esa cifra, la FMF pidió una fianza o aval bancario por 750,000 dólares, lo que da la cifra total de 3.25 millones de dólares de inversión que ha hecho el equipo español por su filial en México.

“Alberto Marrero es una persona muy cercana a Atlético de Madrid, que ha estado ahí mucho tiempo, que tiene los conocimientos, las formas, todo el estilo que tienen ellos para trabajar. Hay apoyo y comunicación total con Atlético de Madrid,  dentro del cual nosotros sabemos que tenemos el respaldo en cualquier área”, explicó Michel Kuri, secretario técnico del Atlético de San Luis.

Directivos de clubes de Liga de Ascenso consultados por El Economista indicaron que un franquicia en la categoría tiene un precio inicial de 1.5 millones de dólares, pero la cifra se puede incrementar si el club es de nueva creación o si jugará en una plaza nueva para el torneo. También influyen factores como si cuenta con estadio propio, acuerdo con autoridades estatales y municipales, o si es un equipo que se reactivará después de un periodo de descanso, como fue el caso del Atlético de San Luis, por lo que el precio que pagó el club español fue de 2.5 millones de dólares, y la cifra no incluye a los jugadores.

Marrero es el encargado de administrar la inversión del equipo español. El directivo ya tiene experiencia en proyectos internacionales de los colchoneros, ya que fue supervisor de escuelas oficiales en Francia y director deportivo de Atlético Kolkata, la filial en la India.

“El primer objetivo que se puso fue subir al equipo a Primera División en tres años. Ésa es la misión que se encargó desde Madrid, y hoy estamos en camino de ello. Tenemos dos torneos para lograrlo (...) Las sensaciones son buenas, se trabaja, se mandan reportes y se tiene comunicación continua. Recibimos visitas de parte de ellos y vamos de la mano. Hasta el momento deben estar muy satisfechos, contentos, ilusionados, porque cada vez está más cerca de cumplirse el objetivo”, señala Kuri.

Incluso en el momento más crítico de la inversión española en la Liga de Ascenso, cuando se puso a consideración de la asamblea de dueños de Primera División la eliminación del ascenso al máximo circuito, directivos del club madrileño estuvieron atentos a las determinaciones y analizaron retirar el capital en caso de que se concretara la propuesta.

Cambios discretos para el siguiente torneo.

Los últimos cinco campeones de Liga de Ascenso en los torneos de Apertura promediaron seis incorporaciones de jugadores como refuerzos, por cinco bajas de futbolistas que ya no entraban en planes del cuerpo técnico.

Atlético de San Luis tendrá esta semana para analizar los refuerzos y cambios en la plantilla, pero busca mantener el nivel competitivo para obtener el bicampeonato del torneo y evitar la final por el ascenso.

Los actuales campeones tendrán que romper la tendencia de que los campeones del torneo Apertura no logran subir a la Primera División, lo cual se ha concretado en una de las últimas cinco finales por un lugar en Liga MX.