A detalle, el Indeporte desconoce de cuánto es el boquete financiero que dejó a la Ciudad de México la falta de eventos deportivos masivos en el 2020 como la NFL, NBA, Fórmula 1 o el Maratón de la Ciudad de México. Pero el Director del Instituto del Deporte de la CDMX, Javier Hidalgo Ponce propone que la reactivación económica se guíe durante su gestión por dos ejes: las buenas relaciones con los empresarios del deporte y la inversión de hasta un 90% al deporte comunitario.

“No manejamos un dato preciso (del boquete financiero). El turismo y los servicios son un eje importante para la reactivación económica de la ciudad. Hay que entender que no es el presupuesto del Indeporte lo que va a lograr el objetivo, sino que el trabajo del Indeporte es articular todos los promotores de la actividad física, desde la educación básica hasta la comunidad más alejada y desde el deporte más competitivo hasta lo más popular”, menciona a El Economista, el ex exdiputado federal de Morena.

─ ¿Tienen una proyección de cuánto se requiere generar en derrama económica en 2022 a través de eventos deportivos internacionales? 

“A detalle no, pero cuando se den los eventos se podrán desprender esas cantidades, apenas estamos en el proceso. El primer evento que se hizo fue el Tour de France, después el Gran Premio de Fórmula 1 y terminamos el año con el Maratón y Medio Maratón”.

Para el 2022 el Instituto trabajará con 8.5 millones de pesos menos que en el 2020, es decir, con un presupuesto de 312.5 millones. Hidalgo apunta que nada de ello se invertirá en los eventos internacionales deportivos, siendo sólo el Maratón de la Ciudad de México el único de convocatoria masiva al que se le etiquetan recursos. En el 2019 se le destinaron 31 millones de pesos en su organización y percibieron 41 millones (incluyendo el concepto por patrocinios), de esas cantidades, le quedó al Indeporte 12.3 millones de utilidad neta.

El ex director Rodrigo Dosal explicaba que el Maratón debía lograr su autosuficiencia, financiándose de patrocinadores e inscripciones sin la necesidad de utilizar recursos del Indeporte. Esa meta aún no se alcanza.

A mediados de noviembre la delegación de la FIFA conformada por miembros como Colin Smith, director de la División de Torneos y Eventos visitaron el estadio Azteca acompañados de líderes del sector público y privado de la ciudad. Esta tarea de la Federación Internacional evaluó a las ciudades candidatas que albergarán la primera edición del torneo con la participación de 48 selecciones y en tres países: Canadá, México y Estados Unidos.

Javier Hidalgo fue parte de la comitiva, y al respecto, sobre el plan de acción para pavimentar el camino rumbo al Mundial 2026 señala: “en eso estamos, hemos tenido pláticas con la FIFA para poder definir de las 18 ciudades como sería la sede en la Ciudad de México. Es un trabajo del gobierno de la ciudad, no sólo nuestro, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum lo ha atendido personalmente y somos parte de ese equipo. Se contemplan aspectos como los viales y el gran interés del gobierno para que se desarrolle con fluidez”

Para cuando se juegue la Copa del Mundo, la actual administración no estará, pero el trayecto es para Javier Hidalgo parte clave para convencer al mundo de que la CDMX es la mejor opción para los eventos masivos. Van tres meses desde que tomó el cargo y menciona que ya se reunió con directores del Consejo Mundial de Box y con Arturo Olivé, director de la NFL en México: “la NFL busca quedarse en la CDMX, ya hasta tenemos fecha y el compromiso de que el Estadio Azteca esté listo y sin problemas. La liga nos comenta que falta una confirmación internacional y se daría la noticia a fines de noviembre o en diciembre, presionamos para ello, porque calculan que la tengan para abril”.

Respecto al resto de los empresarios que manejan la NBA, MLB, el voleibol y basquetbol, Hidalgo menciona que falta cubrir reuniones con ellos. 

“La idea es reunirme con cada uno antes de terminar el año. Esa fue la indicación de la jefa de gobierno para cada sector de reactivación. El deporte es parte del corazón económico de la ciudad con una perspectiva de turismo”. 

─ ¿Cómo motivas a los empresarios del deporte para que los eventos se queden en la CDMX y no migren a otros Estados? 

“La CDMX es atractiva para el turismo y de las mejor reconocidas en el mundo. En el ranking internacional de ciudades turísticas la colocan en esa condición. En el tema de seguridad, también se han reducido los índices delictivos. Todo da certeza a un empresario para invertir. Lo que quiere el gobierno es terminar con la corrupción y eso es importante para un empresario, no es un tema de sacar ventajas ni provechos. La idea es que los apoyos no sean con recursos, que sea un negocio, así lo aclaramos con la NFL, y que sea un ganar-ganar para poder desarrollarlo porque nosotros no estamos sujetos a esos eventos que ayudan mucho en materia económica, turística y de emulación de la actividad deportiva”. 

La negociación del contrato del Gran Premio de Formula 1 por tres años más y sin recursos públicos, fue el señuelo antes de la pandemia, de que Claudia Sheinbaum entendía que la derrama económica con el deporte es un pilar de trabajo. Hidalgo menciona que el gabinete que integran líderes de los sectores del gobierno en fomento económico, turismo y cultura anunciará al terminar el año un proyecto de reactivación económica a través del deporte, turismo y cultura, y los empresarios serán parte de la presentación.

Presupuesto al deporte comunitario 

De esos 312, 572, 408 pesos para el 2022, el Indeporte dará el 90% al deporte comunitario, tomando en cuenta que asumen la tarea de articular los esfuerzos que hacen otras áreas de la ciudad, como las alcaldías o la Secretaría de Movilidad para promover la actividad física. 

“Nuestra tarea no es administrar nuestro presupuesto, nuestro presupuesto es para complementar a lo que nadie va invertir, es el deporte de los sectores más desfavorecidos. El 80-90 por ciento del recurso va para allá pero la actividad del Indeporte no es la única para promover la actividad física. Estamos siendo articuladores de todos los esfuerzos”.

De acuerdo a datos que la Conade compartió a Indeporte, las alcaldías más rezagadas en infraestructura deportiva social son: Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón. 

“En los últimos tres años se hicieron más de 50 pilares, 11 utopías y cada una con una alberca, también hubo inversión en campos de béisbol, en el parque Cuitláhuac se hizo un parque ecológico con 7 hectáreas de humedales. La alcaldesa Clara Brugada y Sheinbaum lideraron el proyecto, en estos tres años el crecimiento de Iztapalapa ha sido espectacular”. 

Javier Hidalgo pone como ejemplo a Iztapalapa para explicar el trabajo de los PILARES, que son en definición Puntos de Innovación, Libertad, Arte, Educación y Saberes. Estos espacios de recreación son acciones que emprendió la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Indeporte invierte en ellos y calcula que en tres años se lograrán unos 300 PILARES, bajo el argumento de que un 90% de la población no hace actividad física. 

“Es una inversión muy grande, casi el 80% de presupuesto en infraestructura física a los PILARES. Nuestra inversión va hacia la gran masa de personas para que hagan actividad  física, ahí está la mayor parte de los recursos. Queremos multiplicar las carreras de 3000 a 4000 personas, actividades como Ponte Pila, juegos de tochito, cascaritas. Hacer sábados de baile y domingos de correr, caminar, andar en bicicleta, iremos escalando hacia un proyecto de Olimpiada comunitaria”. 

Ponte Pila es un programa de actividades deportivas guiadas por Coordinadores de Alcaldías, Subcoordinadores y Promotores de activación física.

¿Cómo se motivará a los empresarios para que también inviertan en el deporte comunitario? 

“La CDMX es la única sede olímpica del país y queremos manejar la actividad comunitaria con el espíritu olímpico. Actividades que puedan ser de interés para empresas privadas, que puedan promocionarse en estos eventos. Y en el otro nivel, de grandes eventos, que conozcan a la ciudad desde la perspectiva del turismo. Queremos que los privados vengan a invertir y que la ciudad tenga las garantías. No pensar en una inversión de recursos públicos”.

marisol.rojas@eleconomista.mx