Rafael Nadal calificó Halle como el torneo más difícil de la temporada ATP por el cambio drástico de la tierra batida de Roland Garros, donde ha vencido siete veces, al césped alemán.

Acostumbrado a hacer esta transición en el torneo de Queen's, Nadal vuelve a Halle, donde debutará el jueves ante el eslovaco Lukas Lacko.

"La semana posterior a una victoria como la de Roland Garros nunca es fácil, porque he vivido mucha tensión. Además, he jugado mucho en tierra batida este año y después del Abierto de Francia estoy un poco cansado. Hay que ir con cuidado porque el primer partido en Halle puede ser muy peligroso", indicó.

El tenista isleño, que cayó eliminado en 2005 en Halle, dijo que "este año, como también sucedió en 2005, cuando venía de ganar mi primer Roland Garros, todo es posible, incluso la derrota, pero seguro que voy a estar concentrado al máximo en el partido".

Para mí el de Halle es el torneo más difícil del año. No tengo tiempo de adaptación. Por la mañana entrené una hora y media con la mente puesta en los dobles. Nunca hago una preparación como ésta, pero es la única manera de adaptarme. Es el cambio más drástico de la temporada", añadió Nadal.

El suizo Roger Federer, heptacampeón en el torneo alemán, será uno de los adversarios más duros del español en Halle. "Roger es un especialista en hierba. Es cierto que he ganado en Wimbledon y Queen's estos años, pero para Roger este cambio de superficie es más fácil que para mí", sentenció.