El italiano Marco Cecchinato, 72º del mundo y revelación de Roland Garros al eliminar al serbio Novak Djokovic, afirmó a los medios italianos que firmaría “con sangre” llegar a la final de Roland Garros.

“El héroe que salió de la nada”, titula el diario romano La Repubblica, sobre el siciliano de 25 años que nunca había ganado un partido en Grand Slam y el martes se convirtió en el primer italiano en 40 años en estar entre los cuatro mejores del torneo parisino sobre tierra batida.

El viernes buscará un puesto en la final ante el australiano Dominic Thiem (8º del mundo). “Firmaría con sangre ganar contra Thiem y llegar a la final aunque la perdiera contra (Rafael) Nadal”, declaró Cecchinato.

Desde hace 19 años, ningún tenista con un ranking más bajo que Cecchinato alcanza las semifinales en París. “Hace dos meses, algo hizo clic en mi cabeza, se podría decir que finalmente estoy madurando a los 25 años”, dijo el tenista, que había recibido una sanción por un presunto caso de amaño de partidos.Cecchinato, que tiene un tatuaje con el número 13, afirmó: “Es mi número de la suerte. Soy supersticioso”.

“No me obsesiona ser la número uno”: Muguruza

La española Garbiñe Muguruza, número tres del mundo, afirmó que la posibilidad de erigirse en número uno del mundo si derrota en semifinales de Roland Garros a la vigente líder del ranking ATP, Simona Halep, es algo a lo que da “menos importancia que antes”.

Preguntada en rueda de prensa luego de su victoria ante la rusa Maria Sharapova en cuartos de final sobre si supone una presión extra jugarse el liderato mundial y el pase a la final de Roland Garros, la española nacida en Caracas realizó una mueca de sorpresa antes de responder: “no lo sabía, le doy menos importancia a eso que antes”.

“Cada semana, hay una lista de nuevas candidatas, no está tanto en mi mente, la semana que viene habrá otras oportunidades”, añadió.

“No me siento favorita, ella (Halep) está teniendo mejores resultados que yo esta temporada y le encanta la tierra batida”, señaló Muguruza, desprendiéndose de más presión antes del duelo ante la rumana Halep.

“Tengo ganas de jugar una buena semifinal, ella es la mejor del mundo”, destacó Muguruza, que busca su segundo título en Roland Garros luego del conquistado en el 2016.

La otra semifinal será entre Sloane Stephens y Madison Keys, se verán las caras de nuevo en la pista luego de la final del último Abierto de Estados Unidos, que cayó del lado de Stephens.

“El Abierto de Estados Unidos (...) tengo la impresión de que fue hace 12 años. Jugábamos muy tarde y yo estaba muy cansada (...) La situación es muy diferente (en París)”, afirmó Keys en una entrevista después de su victoria en cuartos ante la kazaja Yulia Putintseva (98º).