Deportivo Alavés hizo recordar que el futbol es más romántico en los torneos de Copa, ahí donde superó 1-0 a Celta de Vigo en las semifinales del torneo del Rey de España, con el único gol de la eliminatoria a ocho minutos del final, obra de Edgar Méndez, protagonista de una eliminatoria donde el rival fue 1.6 veces más poderoso en cuanto al valor de su plantel.

No es el último desafío del equipo que apenas la temporada pasada militaba en Segunda División, ahora tendrá la oportunidad de pelear por el título ante Barcelona, el poderoso equipo catalán que con un solo año de presupuesto (695 millones de euros), alcanzaría para la manutención del Alavés durante 14 temporadas en Primera División, tomando en cuenta que para este ciclo las cuentas del equipo blanquiazul ascienden a 49.3 millones de euros.

Según datos de Marca, existe una diferencia de 645.7 millones de euros en los presupuestos aprobados por ambos equipos. Barcelona, la segunda franquicia de futbol que más dinero genera en el mundo del futbol, 620 millones durante la temporada 2015-2016, enfrentará en la final de la Copa del Rey al modesto equipo que ha pasado apenas 12 temporadas en Primera División de sus 96 años de historia, el Deportivo Alavés.

Tan sólo el valor de Lionel Messi, 120 millones de euros, supera casi al doble la cotización de toda la plantilla de Alavés, que llega a 62.1 millones de euros. El cuadro que por primera ocasión llega a la final de la Copa del Rey, por las 40 veces que Barcelona ha llegado a la disputa por el título, apenas si gastó 5.9 millones de euros, por lo que recurrió a la negociación de 10 préstamos de jugadores y cinco jugadores que llegaron a coste cero, con la carta de libertad de su antiguo club.

El futbolista mejor valorado del equipo blanquiazul es Theo Hernández, el juvenil francés que según Transfermarkt se cotiza en 10 millones de euros, aunque el lateral pertenece a Atlético de Madrid y juega prestado por esta temporada. Así continúa la lista los siguientes cinco jugadores, futbolistas prestados, hasta llegar a Víctor Laguardia, quien con 2.5 millones de euros es el activo más valioso del club y que pertenece a la institución.

El último antecedente de un club modesto a la caza del título de Copa fue el Getafe de las temporadas 2006-2007 y 2007-2008, que llegó a dos finales consecutivas, pero cayó ante Sevilla y Valencia.