La Liga de Balompié Mexicano (LBM) surge con la idea de ser un circuito profesional alterno a las competiciones de la Federación Mexicana de Futbol (FMF). Inclusive, al anunciar su proyecto, también se presentó la Asociación Nacional del Balompié Mexicano (ANBM), ente regulador al que pertenecerá la liga.

La intención del nuevo torneo es debutar en septiembre de 2020, atraer a futbolistas que se han visto rezagados en el futbol mexicano y jóvenes que encuentran dificultad para establecerse en el Ascenso o Liga MX. Respecto a la estructura financiera, el director del torneo, Víctor Montiel explicó la planificación que tienen en entrevista con El Economista.

—¿Cuentan con el soporte económico de alguna empresa para operar?

—“No. Dentro de la ANBM, tanto la Asociación como la Liga vamos a ser nuestro propio sustento y al final de cuentas, lo que ingresemos es para las dos partes. Estamos en una sola estructura”.

—¿Cuánto dinero se necesita invertir para contar con un equipo?

—“La inversión que se pide es de 5 millones de pesos. Después, cada año se les solicitará un millón de pesos a los clubes. Ese dinero será utilizado para registros de cada jugador, seguros de vida para las lesiones y otras necesidades que se presenten”.

La LBM ha expresado no buscar competir directamente con la Liga MX. Sin embargo, en la captación de público pertenecen al mismo nicho de mercado en el que están las competiciones de la FMF.

—¿Cómo es la estrategia para atraer a los aficionados al competir con un torneo que tiene 77 años de existencia?

—“La intención es que cada club se maneje en una línea en cuestión de dar un espectáculo. Cada equipo va a ser guiado para que generen interés, además si cerramos el contrato con televisoras esto involucra llegar a más público”.

“Buscamos crear identidad en cada municipio y estado con trabajo de comercialización y de marketing de cada equipo para que esto crezca. Normalmente el aficionado tiene uno o dos equipos. Queremos que el fanático de los equipos de Liga MX empiece a ir a ver los partidos del nuevo club de su ciudad, para crear identidad. Queremos que las personas les tomen cariño. Por eso la mayoría de equipos son de lugares donde actualmente no hay futbol”.

—¿Apelar a que los aficionados tengan dos equipos y ser de regiones sin futbol es suficiente para generar una base de aficionados?

—“Sí, porque el interés va a estar. Van a ir a ver a su equipo, los que sobresalgan posiblemente van a ser jóvenes que puedan ser ídolos de sus ciudades y en la liga”.

“Al final de cuentas, cada jugador que esté participando, ellos también se comprometan como tal. Tienen que tomar ese rol y oportunidad para que ellos sigan avanzando en su proceso de jugadores, más allá del tiempo que les quede. Tienen que jugar por la camiseta y esto genera identidad en la cancha".

En la Liga MX, los clubes ingresan entre 150 y 500 millones de pesos anuales por derechos de televisión. Lo que significa ser junto con los patrocinadores, dos de los principales ingresos de los equipos.

—¿Los clubes de la LBM podrán asegurarse de contar con los ingresos por derechos televisivos y relaciones comerciales?

—“Estamos trabajando en ello, es la parte complicada porque estamos comenzando. Aquí el tema es creer en el proyecto; de hecho, los equipos dentro es lo que están haciendo y están convencidos, lo que ayuda a persuadir a la gente que quiere invertir”.

—¿Cuáles serán los principales ingresos de los clubes?

—“Van a ser varios puntos. Los patrocinios, otro la misma afición. En caso de la ropa, van a vender sus playeras y sacarán beneficio de eso. Si logramos que haya un ingreso por transmitir los partidos del torneo, vamos a apoyarlos en ese sentido. Haremos una repartición equitativa. De no obtener dinero, nosotros como liga les podremos pagar sus viajes, arbitrajes y diversos costos por participar”.

—¿De dónde sacarán el dinero la liga para brindar apoyo económico a clubes?

—“Lo operaríamos de nuestros patrocinios. Si la televisora nos da un monto extra, se lo aportamos a los equipos. Nos queremos basar en tener relaciones comerciales”.

—¿Las circunstancias económicas derivadas por la pandemia perjudican la atracción de patrocinadores?

—“Nos hemos visto afectados en pactar patrocinios porque las reuniones son mediante videollamadas, entonces se ralentiza el proceso”.

—¿Cómo funcionará la estrategia de límite de sueldo?

—“Queremos que los dueños no se sientan presionados en pagar sueldos tan elevados. La intención es rescatar jugadores sin trabajo para que no sea un sueldo tan elevado. Tenemos un tope de 150,000 y un mínimo de 20,000 dependiendo el currículo del jugador”.

—Al contar con límite de sueldo y buscar desarrollar jugadores jóvenes o algunos que ya no cuenten con oportunidad en primera división, ¿cómo buscan evitar un éxodo de futbolistas a las competiciones de la FMF, donde pueden ofrecerles mejores ofertas laborales por su poder adquisitivo?

—“Nosotros hacemos un proceso como promotores para que los equipos se protejan para que se firme por torneo los contratos. Pero si hay propuestas de equipos que les convengan, tendrán la libertad de salir, pero con un contrato que nos permita negociar y obtener ganancias. Como Liga, nosotros no vamos a frenar a nadie”.

Respecto al formato de competición, la LBM tiene un esquema de torneo largo a dos vueltas. El primer lugar de la tabla de clasificación avanza automáticamente a la Súper Final. Los equipos ubicados entre el segundo y el quinto lugar de la tabla disputarán una serie semifinal a visita recíproca (segundo vs quinto y tercero vs cuarto). Los ganadores jugarán por el segundo boleto a la Súper Final.

Sobre el calendario, aun no se han brindado especificaciones y están interesados en pertenecer a FIFA, pero aún no han contactado al organismo rector del futbol mundial para conocer los requerimientos.

kg