Innsbruck, Austria.- España se impuso 1-0 a Corea del Sur en el último suspiro del partido amistoso preparatorio para el Mundial de Sudáfrica-2010, disputado en el estadio Tivoli Neu de Innsbruck (Austria).

España tuvo el control del balón y del juego, pero le costó concretar sus ocasiones y tuvo que esperar hasta el minuto 86 para que Jesús Navas marcara con un gran tiro lejano, sellando el segundo triunfo consecutivo tras el sumado el sábado ante Arabia Saudíta (3-2), también con suspense hasta el final.

La "Roja" sufrió ante una Corea del Sur que apostó por la velocidad en los contraataques, la disciplina en defensa y los pases largos con un juego muy directo.

Los surcoreanos tuvieron contadas ocasiones, pero en todas ellas metieron el susto en el cuerpo a los españoles, como en tiro lejano de Kim Jung-Wo que se fue fuera por poco, lamiendo el palo derecho de la meta española, defendida este jueves por Pepe Reina.

Frente a una Corea bien plantada en el terreno de juego, España optó este jueves por buscar el juego por las bandas con las salidas de Navas por la derecha y Juan Manuel Mata por la izquierda.

España, a pesar de tener el control del encuentro, tenía dificultades para llevar auténtico peligro a la porteria coreana, por lo que Vicente Del Bosque decidió hacer varios cambios, entre ellos el del portero, permitiendo el debut con España del barcelonista Víctor Valdés al inicio del segundo tiempo.

Tras los cambios y la entrada de David Villa por Fernando Llorente (58), España consiguió llegar más a la portería coreana, pero pese a las buenas ocasiones del asturiano, el gol vendría por mediación de Navas, que soltó un trayazo lejano que se coló por la escuadra de la portería coreana (86).

El tanto permitió a España borrar las dudas que sembró durante el encuentro y encadenar su 15 victoria consecutiva.

BVC