Cristiano Ronaldo anotó dos goles cuando Real Madrid más lo necesitaba e impulsó el triunfo del actual campeón de la Liga Española, 4-3, sobre la visitante Real Sociedad. Un partido en el cual José Mourinho decidió dejar en el banquillo una vez más a Iker Casillas. El portugués fue vapuleado por la grada.

Los dos goles de Cristiano a los 68 y 70 minutos resultaron vitales para que Madrid se llevara los tres puntos en un cotejo en que batalló buena parte del tiempo con un hombre menos y Real Sociedad contó con una tripleta de Xabi Prieto (9, 40 y 76) para contrarrestar los otros dos tantos locales de Karim Benzema (2) y Sami Khedira (35).

Una mezcla de abucheos y aplausos recibieron el anuncio del nombre de José Mourinho en el Estadio Santiago Bernabéu, donde el timonel madridista dejó a Iker Casillas en la banca por segundo partido consecutivo.

El titular en el arco, como en la derrota previa ante Málaga, volvió a ser Adán Garrido, pero Madrid pareció despejar pronto cualquier atisbo de crispación con el tanto inicial de Benzema, hábil definidor en el área, tras recibo de Khedira.

Con el 1-0, llegó el golpe de teatro que le puso pimienta al partido, al forzar Garrido un pase a Ricardo Carvalho que el portugués, titular por primera vez en ocho meses, no acertó a controlar ante el mexicano Carlos Vela, quien fue derribado por el arquero en su intento de recorte.

El árbitro marcó penal y expulsión de Garrido, precipitando el regreso de Casillas en sustitución del volante José Callejón. El arquero no logró evitar el gol de Prieto en el lanzamiento de la pena máxima y, falto de rodaje, casi repitió el error de Garrido poco después al ceder el balón a Prieto, quien, por fortuna, disparó desviado.

Sin tiempo para tomar aliento, La Real respondió con un zapatazo de Vela que tocó en Xabi Alonso y quedó franco para Prieto, quien superó a Casillas.

Cristiano no cejó en la búsqueda del cuarto y lo encontró en un tiro libre característico: tiro libre seco al centro y colaboración de Bravo, quien no acertó a medir el efecto descendente del cuero previo toque en el travesaño.

El argentino Gonzalo Higuaín, reaparecido de suplente tras una lesión, pudo finiquitar el partido en un remate a la madera, pero la defensa local volvió a mostrarse vulnerable en un pase profundo del uruguayo Gonzalo Castro a Prieto, quien clavó su tercer tanto con un disparo cruzado en carrera para extender la incertidumbre sobre el resultado.

BARCELONA NO FRENA EL RITMO

FC Barcelona goleó en el derbi catalán 4-0 a Espanyol y, con ello, mantiene su paso invicto y poderoso en la Liga BBVA.

El equipo que dirige Javier Aguirre y donde juega el mexicano Héctor Moreno, poco hicieron para detener el vendaval catalán. Xavi al 10, un doblete de Pedro al 16 y 27 y una pena máxima ejecutada por Lio Messi certificaron la goleada.

El partido representó el regreso de Tito Vilanova al banquillo de Barsa tras casi un mes de baja por problemas de salud.

En otros resultados: Zaragoza 1-2 Betis, Levante 3-1 Bilbao, Granada 1-2 Valencia, Deportivo 1-0 Málaga, Sevilla 1-0 Osasuna.