La falta de asesoría legal y jurídica, así como la falta de un contrato claro, podría ser las causas de ver competir a clavadistas y nadadores sin la bandera de México, en competencias internacionales, tras el conflicto entre la Federación Internacional de Natación (Fina) y nuestro país, luego de que éste decidiera renunciar a la realización de la sede del Mundial de Natación que se llevaría a cabo en Guadalajara.

De acuerdo con la Conade, la razón por la que se declinó la organización de la justa del orbe fue económica. La cancelación de un evento de tal magnitud costó a nuestra nación 9.5 millones de dólares, como parte de la fianza y patrocinadores del evento, además de que la misma Fina está buscando un pago de 5 millones de dólares como multa por dicha renuncia, tal como lo estipula el contrato firmado por la Conade y el organismo rector de la natación a nivel mundial.

El conflicto ha llegado hasta el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS por su sigla en inglés), pero la resolución de no permitir que los atletas participen en eventos internacionales bajo la bandera mexicana y la negación de las autoridades de hacer el pago de la multa han avivado el conflicto en las últimas semanas.

Ambas partes defienden sus argumentos, pero ¿qué dicen los especialistas en derecho deportivo al respecto?

Particularmente, deben revisarse las causales de terminación en beneficio de México (por ejemplo, en caso de recorte presupuestal o contingencia económica) , explica a El Economista Ricardo Chacón, licenciado y maestro en Derecho por la Universidad Panamericana.

El también analista y consultor en derecho deportivo, asegura que la multa que está exigiendo la Fina a la Conade debe estar fundada y motivada en el contrato en los documentos. Aunque, de acuerdo con un reporte del periódico Excélsior, el contrato no dispone de una cláusula de multa para México en caso de cancelación.

La Fina tendría que justificar o fundar los daños y perjuicios que en este caso se hubieren causado y quisiera reclamar a la Conade. Esto pensando que México o la Conade no podrían argumentar una causa justificada para terminar el contrato , asegura el especialista.

Y acota: Desde la perspectiva de la Fina, México siempre tuvo conocimiento del importe del evento (Mundial de Natación), por lo que, en principio, no existiría error o vicio en las obligaciones que voluntariamente asumió la Conade , dice Chacón López-Velarde.

Hasta este momento, la postura de la Conade sigue siendo la misma: No estamos dispuestos a regalar esos 9.5 millones de dólares y por supuesto tampoco a pagar los 5 millones de dólares. La Fina está obteniendo un lucro por nada y está abusando de su condición para cobrar lo que era una garantía, una pena convencional, no le representa pérdidas económicas , aseguró Alfredo Castillo, director de la Conade.

Aunque el caso sigue en juicio, lo cierto es que a decir de Chacón, tras la resolución, la parte que gane, también podría demandar por daños y perjuicios.

Pero ¿qué hacer para que este tipo de casos no vuelva a suceder en nuestro país? De acuerdo con el especialista, lo importante es hacer un contrato claro y conciso en donde se establezcan las cláusulas necesarias para formalizar las obligaciones que asumirán las partes y que las mismas estén claramente conscientes del alcance y consecuencias de las obligaciones que adquieren.

Siempre es recomendable la revisión puntual de los contratos con el auxilio de abogados con experiencia en el ramo , indica.

Por último, el abogado asegura que en México el derecho deportivo es una rama que no se ha explorado. No solamente para casos de este tipo, sino para cualquier aspecto jurídico del deporte es necesario y recomendable contar con asesoría legal antes de asumir cualquier obligación.

Previo a la asunción de este tipo de obligaciones es necesario contar con asesoría legal especializada en la materia para conocer los alcances de tales obligaciones. En un momento posterior, asumidos los compromisos, se debe también evaluar y continuar el asesoramiento especializado para determinar cuál es el mejor camino para eliminar o mitigar posibles acciones legales ante un posible incumplimiento como pareciera ser este caso , concluyó.